¿Cómo funcionan las depiladoras láser domésticas?

 Escrito y aprobado por Lidia Zafra
 Última actualización 09-2022
Fact checked
cómo funcionan las depiladoras láser domésticas

¿Quieres conseguir una piel suave y sin vello pero crees que ir a un salón de belleza es demasiado caro? Entonces, como yo, seguro que te alegras de conocer las depiladoras láser domésticas, que son pequeños aparatos que utilizan un láser para eliminar el vello desde la raíz y olvidarte de él para siempre. 

Estos dispositivos son fáciles de usar y tienen resultados sorprendentes, así que si quieres probar uno, sigue leyendo para obtener toda la información que necesitas.

Depiladoras láser vs. Depiladoras de luz pulsada, ¿es lo mismo?

Antes de empezar a profundizar sobre este tipo de depiladoras, es importante aclarar algo: las depiladoras láser y las depiladoras de luz pulsada son dos tipos de depiladoras diferentes. Ambas pueden eliminar el vello de raíz de forma permanente pero con distinto método.  

Las depiladoras láser utilizan un rayo láser para romper el folículo piloso, exfoliar las células muertas de la piel y eliminar el vello del folículo. Por otro lado, las depiladoras de luz pulsada utilizan pulsos de luz que tensan y levantan los folículos para arrancar los pelos individuales. 

Además, las depiladoras láser suelen ser más caras que las de luz pulsada, puesto que necesitan menos sesiones para eliminar el crecimiento del vello. Por lo tanto, si estás buscando una forma eficaz de depilación, es importante que consideres estas opciones cuidadosamente.

Aunque en este artículo me centro principalmente en el láser, también te voy a dar algunos datos sobre la depilación por IPL o luz pulsada para que puedas decidir cuál es la que más te conviene. 

¿Cómo funcionan las depiladoras láser domésticas?

Hace poco tiempo esta técnica solo se podía usar por profesionales en centros especializados, sin embargo, con las nuevas tecnologías es posible comprar una pistola láser para eliminar el vello no deseado de la cara, las piernas, axilas u otras zonas del cuerpo. A pesar de ser una técnica muy efectiva, este tipo de dispositivos son más difíciles de encontrar que los de luz pulsada. 

La diferencia clave con otros métodos de depilación como la cera o las depiladoras eléctricas es que es capaz de apuntar y eliminar el pelo del folículo con una precisión milimétrica, reduciendo el crecimiento de vello con el paso de las sesiones. Solo tienes que afeitar el pelo de la zona y pasar la pistola poco a poco en un ángulo de unos 90º. En algunos modelos puedes regular la intensidad o cambiar el cabezal para adaptarte a cada parte del cuerpo. 

¿Solo eso? Bueno, a grandes rasgos sí, pero debes seguir algunos consejos importantes porque puede ser peligroso para la piel: 

  • Seguridad ante todo: principalmente en el caso de las máquinas de luz pulsada, es fundamental la utilización de gafas protectoras, ya que la luz puede hacer daño a la vista. Sigue siempre las instrucciones del fabricante y recuerda que está en juego la salud de tu piel. Protégete adecuadamente antes de probarla. 
  • Corta el vello, no arranques de raíz: como ya te he dicho, antes de utilizar la pistola debes quitar el pelo de la zona a tratar. Debes hacerlo con cuchilla o con una depiladora eléctrica que solo rasure, olvídate de la cera o las pinzas. No queremos que se irrite la piel, además necesitas la raíz del cabello para que la técnica funcione. 
  • Utiliza frío para minimizar el dolor: aunque no es la depilación más dolorosa sí puedes sentir calambres, calor o incluso un poco de dolor en ciertas zonas. Por eso, te recomiendo que apliques un poco de frío para insensibilizar la piel y que duela menos. Eso sí, asegúrate de que la piel no está mojada. 
  • Traza una línea para no olvidar ninguna parte: para evitar que la depilación sea un caos y te dejes zonas, te recomiendo que dibujes unas líneas imaginarias y sigas un recorrido definido. A lo mejor te cuesta un poco al principio, en ese caso puedes utilizar un lápiz, aunque recuerda borrar la línea antes de pasar la pistola. Da un solo disparo por cada parte, es mejor tener que hacer más sesiones, pero evitar cualquier daño en la piel. 
  • Evita el sol antes y después de la depilación: es uno de los aspectos más importantes de la lista. El sol puede provocar alergias, irritaciones, dermatitis e incluso cáncer de piel si la exposición es muy fuerte. Por eso, nunca te olvides de resguardarte de él un par de semanas antes y después de la depilación, y si sales a la calle usa protección solar de factor 50. ¿Lo mejor? Depilarte en invierno y utilizar otro tipo de depilación en verano. 
  • Utiliza una crema hidratante: una vez que has acabado la sesión, puedes notar algo de calor. Tranquila, es lo normal. Puede lavarte con un poco de agua fría y echarte una crema, a ser posible para pieles atópicas. También es muy útil el aloe vera. Pero en todo caso cremas que no tengan alcohol, perfumes u otros componentes que puedan irritar la piel. 

Cuántas sesiones son necesarias para notar los efectos

sesiones depilación láser efectiva

La depilación láser en casa es una forma segura y eficaz de deshacerse del vello no deseado, pero se necesita tiempo para notar cambios reales en cuanto al crecimiento. Por lo general, el pelo comienza a aparecer cada vez menos, hasta que finalmente se detiene por completo. Para notar este efecto se necesitan al menos cinco sesiones

Sin embargo, algunas personas pueden necesitar más para ver resultados notables. Si no se te ha caído el pelo después del láser, considera la posibilidad de consultar a un profesional para que te indique las mejores opciones para tu tipo de piel. En el apartado siguiente puedes ver qué pieles pueden utilizar este método de depilación. 

Si eres principiante en esto de la depilación láser, al principio vas a necesitar dos sesiones al mes, siempre deja un par de semanas de descanso. Después puedes ir espaciándolas cada vez más: una vez al mes, dos, tres… Probablemente en un año o año y medio solo necesites una sesión anual, aunque eso depende de cada tipo de vello y la zona donde lo apliques.  

En definitiva, ¿Cómo funcionan las depiladoras láser domésticas, son efectivas?

láser en casa funciona

Sí, el láser en casa funciona, y es una forma cómoda y eficaz de eliminar el vello corporal. Ahora bien, vas a necesitar tiempo y paciencia, pues las máquinas de depilación láser domésticas no son tan eficaces como las profesionales. 

Para sentir una reducción significativa del vello necesitas constancia y una aplicación adecuada. Como en cualquier otro método de depilación, el cuidado y la exfoliación antes de depilar son fundamentales para un buen resultado. De lo contrario, el vello puede volver a aparecer una vez finalizado el tratamiento. 

Lo que sí es seguro es que reduce bastante la fuerza del cabello, debilitándolo, así que el vello fino resultante puede eliminarse fácilmente con cualquier cuchilla o depiladora eléctrica

¿Es adecuada la depiladora láser para mi tipo de piel?

En el apartado anterior decía que no es cien por cien efectiva en todas las mujeres, ¿por qué? Pues porque la depilación láser no puede aplicarse en cierto tipo de pieles y vellos. Aunque uses la mejor depiladora, la reducción será mínima y no te merece la pena la inversión. 

Atendiendo a la clasificación que estableció el dermatólogo Fitzpatrick, existen 6 tipos de fototipos: 

Tipos de piel y vello compatibles con láser
  1. Fototipo 1: piel muy clara. El láser es efectivo si tienes el vello oscuro, pues la pistola detecta la oscuridad del folículo y ataca ahí, así que en este caso no tendrás problemas. En el caso de que tengas el vello claro (rubio, blanco o gris) o pelirrojo, no es conveniente usarlo, porque no es nada efectivo. 
  2. Fototipo 2: piel clara. Son personas que se suelen quemar la piel habitualmente, aunque no siempre como en el caso anterior, pues tienen poca melanina. También depende del tipo de vello que tengas. Si es oscuro (marrón o negro), funcionará bien, pero sino apenas notarás los efectos. 
  3. Fototipo 3: piel intermedia. Es el tipo más habitual en países europeos, pues son pieles que pueden broncearse sin muchos problemas y el vello suele ser castaño. Si no tienes el vello muy claro (rubio), la depilación láser suele funcionar muy bien. 
  4. Fototipo 4: piel con color. Son personas que cogen el bronceado con facilidad, y dado que en estos casos el vello suele ser marrón o negro, la utilización de láser es adecuada. 
  5. Fototipo 5: piel oscura. En las pieles de color marrón oscuro empiezan los problemas, puesto que el láser no detecta bien el folículo, así que no suele ser efectivo. Aun así, puedes encontrar algunas máquinas que sí recomiendan su uso, aunque, en este caso, yo te aconsejo que acudas primero a un profesional para que te aconseje lo mejor. 
  6. Fototipo 6: piel muy oscura. Es muy difícil aplicar el láser y que obtengas un resultado más o menos bueno, porque ni el láser ni el IPL detectan bien el cabello en este tipo de pieles. Pero puedes probar otros tratamientos profesionales de depilación. 

¡Ojo!: antes de comprar una depiladora láser, mira si es adecuada para tu tipo de piel, ya que puede variar de un modelo a otro.

Zonas donde no debes aplicarla: 

  • Tatuajes
  • Manchas o heridas
  • Lunares o verrugas (intenta evitarlos, puedes aplicar una intensidad baja, taparlos o pintarlos en color blanco para que no lo detecte; pero antes consulta con tu dermatólogo)
  • Orejas, oído y cejas
  • Periné y recto
  • Zonas reproductoras (únicamente ingles)
  • La cara, si eres hombre

Por supuesto, si estás embarazada o tienes dudas lo mejor es evitar este tipo de depilación y siempre consultarlo con tu médico o dermatólogo previamente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba