8 Beneficios de la proteína Whey. Qué contiene y por qué tomarla.

Beneficios de la proteína Whey

El suero de leche contiene dos tipos de proteínas: la caseína (80%) y la proteína de suero (20%).

Esta última es considerada como un probiótico natural y se caracteriza por su capacidad para pasar rápidamente al intestino, lo que le confiere la propiedad de producir un rápido aumento de la concentración de aminoácidos en la sangre.

Estamos ante una proteína de alta calidad que posee un alto valor biológico. Su contenido en los 9 aminoácidos esenciales, incluidos los tres de cadena ramificada (leucina, isoleucina y valina), la convierte en una proteína cuyo principal campo de acción es la nutrición deportiva.

Generalmente, es usada para mejorar la síntesis de proteína en el músculo y para promover su crecimiento, pero lo cierto es que existen otros muchos beneficios terapéuticos asociados a su consumo.

Si estás interesado en conocer cómo la proteína whey puede beneficiarte más allá del desarrollo muscular, estás en el lugar correcto. ¡Te invitamos a descubrir las bondades de la proteína Whey!

Beneficios del suero de leche

Beneficios del suero de leche

Como has podido ver, cada compuesto del suero de leche cumple con una importante función en el organismo.

Pero al analizar la suma de sus efectos conjuntos se obtiene como resultado una proteína que puede aportar numerosos beneficios terapéuticos.

1. Mejora el rendimiento deportivo

Como no, comenzamos por la propiedad que la mayoría conocemos.

Pues bien, son muchas las investigaciones existentes que muestran que la ingesta de proteína whey aumenta la fuerza y ​​la masa muscular cuando se acompaña con la práctica diaria de entrenamientos de fuerza. También parece mejorar la velocidad de carrera y la recuperación del ejercicio en adultos no entrenados.

2. Ayuda a combatir la obesidad

Mientras se sigue una dieta combinada con ejercicio físico de forma regular, el consumo de proteína whey ha mostrado ser eficaz para prevenir la disminución de masa muscular magra y favorecer la pérdida de grasa corporal.

Sus nutrientes esenciales contribuyen a reactivar el metabolismo basal, optimizando el consumo energético proveniente de las fuentes de carbohidratos, azúcares y grasas que nuestro organismo recibe.

Además, la proteína whey tiene un efecto saciante que ayuda a reducir el apetito y, en consecuencia, a controlar la ingesta excesiva de calorías.

3. Ayuda a controlar la presión arterial

Una vez liberados, los péptidos provenientes de la proteína whey han mostrado un efecto beneficioso para el control de la presión arterial.

El principal mecanismo implicado en el efecto de los péptidos antihipertensivos se debe a la inhibición de la enzima convertidora de angiotensina. Estos inhibidores evitan que el cuerpo produzca angiotensina II, una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos, pudiendo causar presión arterial alta y forzar al corazón a trabajar más.

4. Ayuda a regular la diabetes

El suero de leche es rico en Leucina, un aminoácido ramificado que actúa como estimulante directo de la insulina sobre las células del páncreas. A falta de más estudios, el consumo de proteína whey antes de las comidas es una alternativa prometedora para mejorar la diabetes tipo II.

Esta acción reguladora de la diabetes se debe a dos acciones:

  • La ralentización del vaciado gástrico
  • El aumento de la secreción de insulina y péptidos incretinas. Las incretinas son unas hormonas intestinales que son liberadas al torrente circulatorio en respuesta a la ingestión de nutrientes y que tienen como función regular la secreción de insulina y glucagón.

5. Fortalece el sistema inmunológico

El glutatión es un péptido compuesto por la unión de tres aminoácidos: cisteína, glutamato y glicina y está presente en todas las células de nuestro cuerpo.

Esta molécula se produce de forma natural en nuestro organismo pero va disminuyendo con la edad y su producción depende de la ingesta de estos tres aminoácidos.

El glutatión se encarga de neutralizar los radicales libres, que son los principales responsables del daño oxidativo, siendo necesario para el correcto funcionamiento de los glóbulos blancos del sistema inmunológico. Se ha demostrado que la proteína whey es un donante eficaz y seguro para aumentar la producción de este importante péptido.

6. Cáncer

Los experimentos con animales también han mostrado que los concentrados de proteínas del suero ejercen una actividad anticancerígena.

El efecto antitumoral de la proteína whey se debe a su alto contenido en cisteína, un aminoácido presente en el glutatión. Como hemos visto anteriormente, este péptido juega un papel decisivo en el sistema inmunológico, ya que, el aumento de su concentración desintoxica los tejidos afectados por células cancerígenas.

De igual forma, la lactoferrina contribuye a la regulación del crecimiento celular y a la diferenciación y protección contra el desarrollo del cáncer y metástasis. Estos estudios han sugerido el potencial uso terapéutico de la lactoferrina como agente para la prevención y/o tratamiento de diferentes tipos de cáncer.

7. Cuida la flora intestinal

La proteína whey es considerada como un prebiótico natural por lo que puede ayudar a promover la regeneración de la flora bacteriana que protege los intestinos.

Además, numerosos estudios corroboran que la proteína whey mejora la permeabilidad intestinal en pacientes con enfermedad de Crohn.

Otros estudios realizados con animales refieren que la proteína de suero ayuda a reducir la inflamación intestinal crónica ya que dos de sus aminoácidos (treonina y cisteína o ambos) tienen la capacidad de aumentar la secreción de mucina fecal sin alterarla genéticamente, lo que sugiere una síntesis mejorada de esta sustancia al observarse un aumento en el recuento de lactobacilos y bifidobacterias.

8. Ayuda a prevenir la osteoporosis

Además de su alto contenido en aminoácidos, la proteína whey es una importante fuente de vitaminas (C, E y D) y minerales (calcio, potasio y magnesio), nutrientes que son necesarios para mantener la densidad ósea en condiciones óptimas.

Por su bajo contenido en sodio y su alto aporte de calcio y vitamina D, la proteína de suero es un suplemento eficaz para fortalecer los huesos y evitar la osteoporosis.

Otros posibles beneficios de la proteína whey

Aunque no son concluyentes por falta de evidencia científica, existen otros muchos estudios sobre los beneficios de la proteína whey. Es necesario realizar más investigaciones que confirmen su efectos sobre:

  • Enfermedad de Parkinson
  • VIH/SIDA
  • Septicemia (infección en la sangre)
  • Hepatitis
  • Fibrosis quística
  • Habilidades intelectuales y funciones cognitivas
  • Dolor y rigidez musculares causados por inflamación (polimialgia reumática)

Composición de la proteína whey

Qué contiene la proteína wheyEl valor biológico de la proteína whey reside en su composición.

Contiene diferentes proteínas y péptidos bioactivos (aminoácidos inactivos en el interior del suero que se libera mediante el proceso enzimático) y cada uno de ellos cumple con importantes funciones que van más allá de su aporte de aminoácidos.

¡Veamos cuáles son y sus mecanismos de acción!

Beta-lactoglobulina

La Beta-lactoglobulina corresponde al 50% de la proteína presente en el suero. Es una fuente de aminoácidos, tanto esenciales como ramificados, que se encargan de proteger al músculo y ahorrar glucógeno durante el ejercicio. También contribuye a mejorar la absorción de las vitaminas liposolubles.

Como fuente de péptidos bioactivos juega un importante papel en la salud humana. Además de las actividades antihipertensivas, antioxidantes y antimicrobianas, tiene la capacidad de disminuir los niveles de azúcar en sangre y el colesterol.

Alfa-lactoalbúmina

Corresponde al 20% de la proteínas presente en el suero. Es fuente de aminoácidos esenciales, triptófano y cisteína.

Su consumo se ha relacionado con la disminución del estrés y con la prevención de las alteraciones cognitivas. Actúa como antihipertensivo, antimicrobiano, anticancerígeno, prebiótico, inmunomodulador y opioide.

Inmunoglobulinas

Ofrece inmunidad pasiva ya que actúa como anticuerpo protegiendo al organismo de infecciones y agentes patógenos. Además, son capaces de eliminar bacterias y neutralizar toxinas y virus.

Glicomacropéptido

El glicomacropéptido, además de su valor nutricional, conserva numerosas propiedades biológicas.

Su mecanismo de acción tiene efectos en diferentes tipos de trastornos inflamatorios y ejerce una importante actividad que regula la fisiología del sistema gastrointestinal, endocrino e inmunológico. También ejerce una importante función sobre el desarrollo cerebral y potencia el aprendizaje.

Albúmina sérica bovina

Esta proteína tiene propiedades antioxidantes y posee la capacidad de inhibir células tumorales. También es utilizada por el organismo para obtener energía ya que cuentan con la capacidad de unirse a las grasas, movilizarlas y protegerlas de la oxidación.

Además, posee la capacidad de disminuir la absorción del colesterol, destruye metales pesados y actúa sobre los receptores opioides ofreciendo un efecto como analgesico natural en el organismo.

Lactoferrina

La lactoferrina es una glicoproteína multifuncional que se encuentra presente en el calostro y en la leche.

Tiene propiedades bactericidas y puede estimular la proliferación y diferenciación celular, facilitar la absorción de hierro, mejorar el desarrollo neuronal y la cognición, promover el crecimiento óseo, prevenir el cáncer y ejercer efectos antiinflamatorios e inmunorreguladores.

Lactoperoxidasa

Es la enzima más abundante en la leche y se encuentra de forma natural en la saliva, lágrimas y jugos gástricos. Tiene la propiedad de liberar compuestos que son capaces de evitar el crecimiento de virus, hongos y de bacterias.

¿Después de leer este artículo sigues pensando que la proteína whey es sólo un suplemento deportivo?

Quizás pueda interesarte:

Las mejores creatinas
Las mejores proteínas Whey del mercado
Las mejores proteínas veganas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba