¿Cómo quitar definitivamente las manchas de humedad y el moho de paredes y techo?

Quitar manchas de humedad de paredes y techos definitivamenteSi crees que la humedad y el moho es un problema que afecta tan solo a la estructura, al olor o la estética de tu hogar, lamentamos informarte que no es así.

Esas manchas negras o verdosas que observas en las paredes y techos, pueden convertirse en un verdadero problema de salud al ser inhaladas de forma constante. Su presencia se relaciona con la aparición de diferentes tipos de alergias y afecciones respiratorias como la bronquitis o el asma.

Para evitar el daño que este hongo puede ocasionar en la estructura de la casa y en nuestra salud, es realmente muy importante que ante las primeras señales de su aparición tomemos las medidas necesarias para combatirlo y hacerlo desaparecer.

¿Por qué aparece el moho?

Moho en las paredesPuesto que no existe manera posible de poder evitar la presencia de los hongos, para prevenir la aparición de moho en nuestros hogares es importante evitar (en la medida de lo posible) las grandes concentraciones de humedad.

Ante esta afirmación, ya habrás supuesto que este microorganismo se encuentra presente en el aire.

Teniendo en cuenta este detalle, debemos ser conocedores de que el moho es un hongo que se reproduce por esporas. Cuando estas esporas presentes en el aire encuentran las condiciones adecuadas de humedad para su reproducción, se posan sobre esta superficie y comienzan a desarrollarse. En un breve plazo que puede oscilar entre 24 y 48 horas, se harán visibles las desagradables y dañinas manchas negras sobre la superficie de paredes y techos.

Para prevenir su aparición, lo ideal es mantener los niveles de humedad de nuestros hogares entre el 40% y el 60%. No obstante, lograr estos parámetros se puede volver algo complicado. Causas tan diferentes como la condensación, las filtraciones y los espacios con falta de iluminación y mal ventilación (baños, lavaderos, sótanos…), hacen que nuestros hogares se conviertan en el hábitat perfecto para el desarrollo de las esporas de los hongos.

Diagnosticar la causa de la aparición del moho, primer paso para combatirlo

Pared dañada por moho

El primer paso para eliminar el moho de paredes y techos es el de determinar qué causa lo está originando y solucionarlo, posteriormente habrá que proceder a su limpieza. Obviamente, la forma de actuar variará en función de la causa que provoca que el hongo se haya instalado en nuestras viviendas.

Humedad por filtración

Este tipo de humedad provienen por goteras, fugas de agua, tuberías fisuradas… y, generalmente, pasan desapercibidas hasta que el moho no se hace visible.

Antes de pensar en cómo eliminarlo correctamente, es necesario comenzar por resolver el problema que lo origina. Si no lo haces, por mucho tratamiento que apliques, irremediablemente, el moho volverá a aparecer.

Humedad por capilaridad

Este tipo de humedad aparece como consecuencia del agua y humedad que se encuentra presente en el terreno en el que la vivienda está construida. Se caracteriza porque asciende desde el suelo y puede llegar a alcanzar hasta un metro y medio de altura.

La humedad por capilaridad es la más compleja de eliminar, las soluciones pasan por un diagnóstico de humedades y por crear barreras físicas o químicas que impidan el ascenso del agua existente en el terreno.

Este tipo de humedad, además de problemas de salud y daños en los elementos de construcción y en el mobiliario, puede generar graves problemas estructurales en la edificación.

Humedad por condensación

La humedad por condensación se produce cuando el vapor de agua que contiene el aire entra en contacto con una superficie fría, convirtiéndose en líquido.

En nuestros hogares esta humedad aparece cuando la temperatura interior es superior a la del exterior y se manifiesta principalmente en los cristales de las ventanas y en paredes y techos que no están bien aislados. Los lugares más frecuentes de este tipo de humedad en el hogar suelen ser los sótanos, baños y cocinas

Mejorar el aislamiento de la vivienda o acciones tan simples como ventilar de forma regular para igualar la temperatura exterior con la interior, cocinar y usar la ducha con las ventanas abiertas o, en su defecto, con el extractor de aire encendido, son soluciones para evitar este tipo de humedades.

Humedad por la propia actividad humana

Aunque este tipo de humedad está estrechamente relacionada con la condensación, es muy común que, aún existiendo un buen aislamiento, nuestra propia actividad produzca humedad.

Este caso se ejemplifica perfectamente en los baños o cocinas que carecen de ventanas: al ser estancias oscuras y sin ventilación, las actividades que se realizan en ellas producen grandes concentraciones de humedad que las convierten en el hábitat ideal de estos microorganismos.

La principal solución para estas habitaciones sin ventanas pasa por crear corrientes cruzadas, por implementar un sistema de extracción de aire o por el uso de deshumidificadores.

Cómo hacer desaparecer el moho

Como quitar definitivamente la humedad de las paredesDamos por hecho que ya has identificado el problema y le has dado la solución pertinente.

¡Ahora viene la tarea de limpieza!

Pero no te preocupes, te vamos a dar diferentes soluciones para que puedas elegir el modo en el que quieres hacer desaparecer a estos desagradables “okupas” de tu hogar.

Si tienes graves problemas de humedad, antes de comenzar a explicarte cómo puedes de hacer desaparecer el moho de forma eficiente, consideramos que es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evita tender la ropa en el interior, esta acción ocasiona humedad adicional al ambiente. Si no tienes otra alternativa, hazlo en un lugar bien ventilado y donde circule el aire.
  • De igual forma, aunque está muy bien tener plantas como parte de la decoración de tu vivienda, no conviene excederse ya que también pueden hacer aumentar la humedad relativa en el interior de tu hogar.

Remedios caseros para quitar el moho de las paredes

En una sociedad, por suerte, cada vez más comprometida con el cuidado del medio ambiente, cada día somos más los que desechamos el uso de productos químicos agresivos.

Por esta razón, si tu problema con la humedad no es muy grave, para prevenir y limpiar el moho ya instalado en tu vivienda te proponemos usar algunas de las soluciones ecológicas que a continuación te detallamos.

Nos estamos refiriendo a soluciones totalmente caseras, pero que realmente funcionan. ¡Toma nota!

Sal marina

¿Quién nos iba a decir que la sal común es un gran aliado para evitar las altas concentraciones de humedad?

Casi que podríamos equiparar a este producto como un interesante deshumificador natural ya que tiene la capacidad de absorber el exceso de humedad existente en el ambiente.

En el lugar donde está localizada la mancha de humedad tienes que colocar un recipiente de boca ancha con un kilo de sal común.

En poco tiempo notarás que ha cambiado su color y está muy mojada. Esto es bueno, significa que ha realizado su trabajo, pero también que es hora de sustituirla.

Carbón vegetal

El carbón vegetal también es un producto natural que tiene la propiedad de absorber el excedente de humedad del ambiente.

Está especialmente recomendado para usar en el interior de armarios o muebles que sean propensos a la concentración de humedad y a los malos olores.

Solo tienes que colocar unos cuantos trozos de carbón vegetal en el lugar en el que quieres que disminuya la humedad, en poco tiempo notarás que presenta un aspecto mojado. Si pones el carbón directamente al sol, podrás volver a utilizarlo indefinidamente.

Vinagre blanco de limpieza

Todos conocemos el uso del vinagre para la limpieza ecológica de nuestros hogares, pero quizás desconozcas que también es un excelente producto para eliminar las manchas negras de humedad y minimizar los malos olores que esta produce.

Para usarlo con este propósito, debes hacer una mezcla a partes iguales con agua y verterlo en un pulverizador para rociar la zona con humedad.

Tienes que dejarlo actuar al menos durante 20 minutos, tras lo cual deberás limpiar con una esponja o una bayeta de microfibra.

Si la mancha de moho es muy intensa, úsalo sin diluir para potenciar sus efectos.

Aceite esencial de árbol de té

El aceite de árbol de té es un poderoso antifúngico que funciona con todo tipo de hongos.

Esta solución puede suponer un mayor desembolso económico, pero teniendo en cuenta que solo vas a necesitar una pequeña dosis para preparar la solución, el producto será muy duradero.

Debes preparar una solución con un litro de agua tibia y dos cucharaditas de aceite de árbol de té y agitarla hasta conseguir que ambos líquidos se hayan integrado.

Usa un spray para aplicar la solución en la zona afectada y espera que actúe durante unos 15 o 20 minutos. Transcurrido este tiempo, frota con un cepillo o bayeta.

Puede que notes un fuerte olor al usar este producto pero, no te preocupes, desaparecerá después de unos días.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro de los ingredientes naturales que resulta muy efectivo para la limpieza del moho.

Este producto es abrasivo, antibacteriano y tiene propiedades blanqueadoras y desodorantes por lo que, además de actuar directamente sobre los hongos, ayuda a aclarar las manchas negras y a reducir el mal olor que la humedad provoca.

Debes realizar una especie de pasta humedeciendo el bicarbonato con agua o zumo de limón, aplícala y déjala actuar un mínimo de 30 minutos.

A continuación, enjuaga la zona y frota con un cepillo. También puedes crear una solución antimoho muy efectiva al combinar bicarbonato de sodio con vinagre.

Productos industriales para tratar el moho

Productos para quitar el moho de las paredes

Naturalmente, también puedes optar por productos industriales de gran eficacia para hacer desaparecer el moho y las manchas de humedad. Solo tienes que dirigirte a unos grandes almacenes para encontrarlos o, si lo prefieres, también puedes adquirirlos a través de tiendas especializadas en Internet.

Ante la gran variedad de marcas antimoho existentes en el mercado, puede que te sientas desconcertado y no sepas qué producto elegir. En este caso, te recomendamos que leas detenidamente las características y modo de uso antes de la decisión final.

Si vas a realizar la compra online, una buena idea es la de tener en consideración la opinión que los usuarios tienen del producto en cuestión. También debes tener en cuenta que el antimoho más caro no tiene por que ser el más efectivo.

¿Cómo quitar el moho de la pared con lejía?

La lejía es un producto con alto poder desinfectante que todos usamos en la rutina de limpieza de nuestros hogares y, aunque también  se puede aplicar para eliminar las manchas ocasionadas por el moho, hemos decidido no incluirla entre las soluciones caseras por tratarse de un producto químico de alta toxicidad.

Debes tener en cuenta que si la zona que quieres limpiar no tiene la suficiente ventilación, inevitablemente inhalarás los gases que el hipoclorito de sodio produce.

Las consecuencias del uso inapropiado de la lejía pueden ser realmente graves ya que, se trata de un producto abrasivo que puede producir quemaduras al entrar en contacto con la piel.

Además, su inhalación puede ocasionar dificultad respiratoria, irritación en las fosas nasales y estornudos, inflamación de garganta…. Creemos que son motivos más que justificados del porqué es recomendable optar por otro tipo de soluciones menos agresivas.

No obstante, si decides usar este producto, deberás aplicarlo adecuadamente: prepara una solución en la que debes mezclar una taza de lejía en un litro de agua y rellena un pulverizador con ella. Aplica la solución sobre la mancha de humedad y déjala actuar hasta que observes que la zona vuelve a recuperar su color.

No es necesario que enjuagues el producto, a no ser que sea una zona dedicada a la preparación de alimentos o pueda ser de fácil acceso para niños pequeños y mascotas.

También debes tener en cuenta que la lejía no penetra en superficies porosas por lo que en la madera o el yeso no te será de gran utilidad, la mancha desaparecerá a la vista pero las raíces del moho permanecerán en el interior con lo que, inevitablemente, volverá a aparecer.

Consejos de limpieza

Ya conoces algunos de los mejores remedios para la limpieza del moho.

Pero, independientemente del producto que uses, para evitar consecuencias dañinas para la salud y la propagación del moho, es importante que nunca frotes la superficie a tratar en seco, ¡esparcirás las esporas!

De igual forma, durante el proceso de limpieza también es importante que tomes ciertas medidas de precaución. Como mínimo, guantes y mascarilla de respiración para evitar el contacto y la inhalación de las esporas.

¿Cómo eliminar el moho del baño y de la cocina?

Cómo quitar el moho del cuarto de bañoEs muy normal, aunque nuestra vivienda no tenga problemas de humedades, encontrar a estos desagradables microorganismos campando a sus anchas en nuestros baños y cocinas.

La razón no es otra que la condensación que nuestra actividad diaria origina en estas estancias.

En el mejor de los casos, el moho solo hace su aparición en la silicona de la ducha, en las juntas y en los azulejos. No obstante, si no prestamos la suficiente atención y erradicamos el problema, la situación se puede agravar hasta el punto de que el techo también se puede ver afectado o, incluso, que el moho logre traspasar al interior de los azulejos.

Por tanto, actuar de forma rápida, es la mejor manera de evitar males mayores.

  • El moho que aparece en las juntas, en los azulejos y alrededor de la ducha puede ser fácilmente eliminado con una limpieza. Frotar estas zonas con una solución de bicarbonato con vinagre será suficiente. Para las zonas de difícil acceso, un cepillo de dientes puede ser la herramienta que te ayude a hacer desaparecer el moho. También es conveniente cambiar periódicamente la silicona del plato de la ducha y de la zona del fregadero para evitar filtraciones hacia el interior de los azulejos.
  • En los techos y paredes que no están alicatados la humedad provoca que la pintura se vaya degradando progresivamente lo que permite al moho encontrar mejores condiciones de habitabilidad, con lo que su aparición es casi inevitable. La solución pasa por lijar la zona afectada y aplicar una pintura antimoho.
  • En los azulejos, la limpieza se puede realizar sin grandes dificultades frotando la zona con agua tibia, un poco de lejía y jabón.
  • Si la humedad llega a penetrar en el interior de los azulejos, lamentamos comunicarte que la única solución posible es la de retirar el alicatado de la zona dañada y colocar uno nuevo. Usa un cincel y una maza para realizar esta operación, teniendo cuidado en no dañar los azulejos en buen estado. Antes de volver a colocar el nuevo alicatado, tendrás que limpiar el moho y aplicar un producto antimoho.
  • Los grandes olvidados de la limpieza suelen ser los desagües de la ducha. Debemos ser conscientes de que aquí el agua se queda estancada con lo que el moho, nuevamente, encuentra un lugar perfecto para su reproducción. Limpia los desagües periódicamente, para ello vierte en el sumidero una mezcla de agua caliente con bicarbonato y posteriormente un vaso de vinagre. Deja que actúe durante 20 minutos y a continuación vuelve a añadir agua caliente. ¡La tubería quedará limpia por un largo periodo de tiempo!

¿Y cómo podemos quitar manchas de humedad en paredes y techos de escayola o yeso?

Como quitar manchas de humedad en techos de escayola o yesoLa humedad en paredes y techos de yeso o escayola es un problema que merece una consideración especial, ya que, los daños provocados por la humedad en este material pueden llegar a ser irreversibles.

Cuando el problema de humedades es grande, el daño ocasionado sobre las superficies de yeso o escayola puede tener unas consecuencias nefastas, incluso puede hacer que la placa de yeso dañada quede irremediablemente destruida. Cuando el yeso se moja comienza a presentar unos defectos que son fácilmente identificables:

  • Aparecen fisuras en paredes y techos.
  • El material pierde adherencia con el soporte, pudiendo llegar a desprenderse.
  • Comienzan a aparecer abultamientos y desconchones.
  • Aparecen las inequívocas manchas de humedad y moho.

Podríamos considerar que el agua es un potencial enemigo de este material. Por tanto, veamos qué ocurre con los techos y paredes de escayola que se ven afectados por la humedad.

Cómo quitar el moho en paredes de escayola

Cuando la superficie de yeso afectada por el moho es muy amplia, las posibilidades de recuperar la zona dañada son realmente escasas ya que el más leve contacto provocará su desintegración y tendrás que reparar toda la pared.

Si la humedad es detectada a tiempo, las posibilidades de recuperación mejoran. En este supuesto, el trabajo a realizar no será nada sencillo:

  • Lo primero será raspar suavemente con papel de lija la zona afectada y su alrededor. El objetivo es eliminar, en la medida de lo posible, la capa de yeso más deteriorada.
  • El segundo paso consiste en limpiar el moho. Recuerda que la lejía no es el producto más efectivo para las superficies porosas, por lo que te recomendamos una solución de bicarbonato con vinagre para la eliminación del moho
  • Ahora tienes que esperar a que la superficie tratada se seque por completo, airea la habitación y, si es posible, usa un secador para acelerar el proceso. Cuando la pared esté seca vuelve a lijar la zona afectada.
  • A continuación, tienes que poner una capa de yeso nueva, utiliza una llana o palaustre para conseguir un resultado uniforme. Cuando el yeso esté seco, vuelve a lijar de forma suave para conseguir un buen resultado estético.
  • Ya solo te queda aplicar un tratamiento anti hongos y pintar la pared. También puedes optar por una pintura que ya incluya el tratamiento antihongos, los resultados son bastante buenos y, además, ayudan a prevenir la humedad por condensación.

Cómo quitar el moho en techos de escayola

Si el techo de escayola está pintado y presenta humedad por condensación, posiblemente puedas hacer desaparecer la mancha de humedad y de moho con uno de los productos descritos anteriormente y siguiendo los mismos pasos que para la pared de escayola.

La cosa cambia cuando el techo no ha sido previamente pintado, ya que, debido a la porosidad que presenta este material, no tendrás forma de limpiar la mancha de moho. En este caso, la única solución pasa por cambiar los paneles dañados.

¿Cómo solucionar el problema de la humedad por capilaridad?

Manchas de humedad en la pared por capilaridad

La humedad por capilaridad es un problema muy común que se presenta en las plantas bajas o sótanos de las viviendas, sobre todo, en las edificaciones antiguas.

También existe bastante probabilidad de sufrir este tipo de humedad si nuestra zona de residencia es propensa a la lluvia.

Anteriormente, hemos comentado que es la humedad más complicada de solucionar y su presencia, además de afectar a la salud, puede llegar a comprometer la estructura de la vivienda.

Este hecho hace que consideramos que es importante dedicarle un apartado en el que explicar con mayor profundidad las posibles soluciones existentes, algunas de ellas deberán ser ejecutadas por profesionales.

Barreras físicas

Esta solución se aplica principalmente en muros de ladrillos y hay que contar con una maquinaria especializada.

Consiste en realizar un corte transversal (de unos 20 centímetros) en la zona inferior del muro tras lo cual hay que introducir una lámina impermeable en la base para impedir que el agua siga avanzando.

Aunque este sistema es muy efectivo, las obras son de grandes dimensiones por lo que en edificios ya construidos no es la solución idónea. No obstante, es uno de los métodos más usados en las nuevas edificaciones para prevenir este tipo de humedad.

Barreras químicas

Este procedimiento quizás sea la técnica más usada y efectiva.

Consiste en realizar una serie de perforaciones en la parte interior del muro afectado. La forma en la que hay que realizar la perforación es importante, ya que debe de ser en doble hilera y cada 10 o 12 centímetros.

A continuación, hay que insertar en dichas perforaciones un producto químico repelente al agua para evitar que esta siga ascendiendo. Para que esta técnica sea eficaz, es muy importante dosificar la dosis correcta del producto químico que ha de inyectarse en el interior del muro.

Electroósmosis

Esta técnica es rápida y fácil de implementar ya que no requiere obras por lo que se ha convertido en una de las soluciones más demandadas en la actualidad para tratar el problema de humedad por capilaridad.

Esta solución consiste en colocar unos dispositivos electrónicos en la pared que emiten señales eléctricas. Estas señales son capaces de revertir la polaridad, con lo que se consigue que el agua descienda en lugar de subir.

De esta forma tan sencilla, el problema de humedad por capilaridad queda solucionado.

Higroconvectores

Aunque aplicar esta técnica es un proceso algo complicado, es una de las soluciones más útiles para conseguir eliminar la humedad por capilaridad.

Consiste en introducir, a unos 20 centímetros del suelo y separados entre sí unos 15 o 20 centímetros, unos tubos de plástico o cerámica con los que se crea un flujo de aire que permite reemplazar el aire húmedo por aire seco. El aire seco hace evaporar la humedad, la pared se seca y la humedad desaparece.

¿Cómo deshacerse del olor asociado a la humedad?

El mal olor que provoca la humedad en nuestras viviendas también puede ser fácilmente eliminado, de hecho, muchos de los remedios caseros propuestos con anterioridad ya nos ayudan a desodorizar con bastante eficacia los ambientes húmedos.

No obstante, el mal olor no va a desaparecer de un día para otro, nuestra recomendación es que tengas presente las siguientes consideraciones:

  • Ventilar: Airear nuestros hogares es la mejor manera de prevenir la humedad y el olor que esta produce. Aunque sabemos que en invierno esta sencilla acción puede resultar algo complicada, abrir diariamente las ventanas por un breve periodo de tiempo (10 o 15 minutos) durante las horas de más sol para evitar que la estancia se enfríe demasiado, es una de las soluciones más satisfactorias para erradicar este problema.
  • Otra de las soluciones pasa por hacer de los deshumificadores y purificadores de aire nuestros grandes aliados. Estos dispositivos nos permiten mantener en nuestros hogares un porcentaje de humedad saludable (40- 60%) y un aire libre de malos olores y gérmenes.
  • Los aromatizantes pueden ayudarnos a combatir los malos olores de la humedad. Aunque su uso no va a eliminar el olor, pueden ser de gran ayuda para hacer que nuestras sensaciones olfativas no sean tan desagradables. Puedes recurrir a elementos naturales como el vinagre o el limón u optar por productos comerciales.

¿Es necesario pintar las paredes y techos tras eliminar las manchas de humedad?

Como quitar el moho de las paredes sin dañar la pintura

He aquí la pregunta del millón.

La respuesta no es definitiva, simplemente depende del origen de la humedad, de su extensión y de la gravedad de los daños ocasionados.

Si la mancha de humedad no es muy profunda, posiblemente te puedas ahorrar usar la pintura puesto que con la aplicación de cualquiera de los remedios caseros propuestos anteriormente, podrás quitar el moho de las paredes sin dañar la pintura y el problema quedará fácilmente solucionado.

Por el contrario, si el problema es más grave, no solo tendrás que pintar, también deberás decapar y lijar la zona húmeda para poder eliminar las raíces del moho y poder garantizar su definitiva desaparición.

Pues sí, si los problemas de humedad son muy graves, quizás tengas que rascar la superficie o incluso puede que tengas que levantar el revoque de la pared y reponerlo. Sabemos que es mucho trabajo, pero son acciones totalmente necesarias para poder asegurar que el problema no se vuelva a repetir.

Lógicamente, tras haber finalizado con este trabajo, será necesario dar una capa de pintura para unificar la zona dañada con el resto del techo o de la pared.

Aunque el origen de la humedad haya sido solucionado y la mancha de moho haya desaparecido, conviene que la nueva pintura tenga propiedades antihumedad y antimoho para prevenir la aparición de nuevas cepas de moho, sobre todo, si el espacio no dispone de una buena ventilación natural.

Conclusión

Ante todo lo expuesto, ya habrás llegado a la conclusión de que la mejor forma de evitar la humedad es la prevención.

Y aunque resultemos repetitivos, volvemos a insistir en que ventilar con frecuencia es la mejor medida preventiva para mantener a raya la humedad de nuestras viviendas.

Una forma fácil de saber si hay que ventilar una estancia es utilizar un medidor de CO2, ya que el CO2 se eleva ante la falta de ventilación.

Si ya tienes el moho instalado en tu hogar, debes conocer el problema que lo origina y solucionarlo antes de intentar eliminarlo. Si únicamente lo limpias y lo cubres con pintura, este volverá a salir en un breve periodo de tiempo.

Quizás te interese:

Medidores de calidad del aire
Los mejores purificadores de aire
Los mejores Deshumidificadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba