¿Qué hacer si NO se te ha caído el pelo después del láser?

 Escrito y aprobado por Lidia Zafra
 Última actualización 08-2022
Fact checked
qué hacer si no se te ha caído el pelo después del láser

Te has decidido a eliminar el vello por completo, así que has empezado la depilación láser. Pero tras unas pocas sesiones te preguntas: ¿por qué no se me ha caído el pelo todavía y sigue creciendo con normalidad? 

En esta entrada del blog, vamos a hablar sobre esta duda tan habitual. No tienes por qué preocuparte, porque en la mayoría de los casos se puede resolver fácilmente.

Voy a explicarte desde los motivos más comunes hasta los más raros y darte algunos consejos para que consigas unos buenos resultados con tu depilación láser.  

¿Por qué no se me cae el pelo con el láser?

Antes de profundizar en las posibles causas de ineficacia del tratamiento, tienes que saber cómo funciona exactamente. La depilación láser ataca al folículo piloso gracias a la melanina, que es lo que produce color en el vello, esta consigue transportar la energía a la raíz, quemándola y haciendo que desaparezca para siempre o al menos se reduzca considerablemente su crecimiento. 

Pero como ya sabes, no todas las personas tienen el mismo tipo de piel. Aquellas que tienen poca melanina, es decir, vellos muy claros (rubios, blancos, grises o pelirrojos) no funciona bien, porque no es capaz de absorber tanto calor para debilitar la raíz del vello. Los resultados pueden ser muy ineficientes o incluso nulos. Es un motivo muy habitual por el que el pelo no se cae como esperas. 

Sin embargo, aunque tengas mucha melanina, si tu piel es muy oscura tampoco es un método de depilación válido. Eso es porque el haz de luz se proyecta hacia la zona oscura del folículo, pero en las pieles oscuras se confunde y puede incluso incidir en la dermis produciendo daños graves. 

En definitiva, el motivo puede ser que tu piel no sea adecuada para este tipo de depilación: pieles oscuras (fototipos 5 y 6) o vello muy claro. 

¿Cuándo se cae el vello después del laser?

Tiempo de espera entre sesiones de depilación láser

Si piensas que vas a pasar la depiladora láser por la zona y se va a caer el pelo de inmediato o que tras la primera sesión ya notas los efectos, estás equivocada. Con una sola pasada lo único que vas a notar es que el vello tarda más tiempo en salir, alrededor de 2 a 4 semanas, al igual que si te hicieras la cera u otro tipo de depilación de raíz. 

Para que se caiga el vello por completo necesitas al menos 7 u 8 sesiones, es decir, alrededor de un año de tratamiento. Aunque no te lo tomes al pie de la letra, ya que puede ser más o menos, dependiendo del tipo de piel, el grosor del vello o la zona a tratar. Lo que sí es claro es que si después de un año no notas ningún efecto es que algo ocurre. 

¿Cada cuanto se hace la depilación laser? 

Tienes que saber que realizar una depilación definitiva no es un método rápido. Para que funcione y que tu piel no sufra debes tener paciencia. Esto es fundamental sobre todo si vas a hacerte la depilación láser en casa.

Tanto si lo haces con el láser como con la luz pulsada o IPL el folículo necesita un descanso de al menos 2 semanas para recuperarse. Si no dejas que se regenere y crezca de nuevo estarás atacando a la nada, por lo que la sesión puede que no tenga efecto positivo alguno. 

En el caso de la depilación láser lo normal es repetir la sesión cada 1 o 2 meses e ir espaciándolas cada vez más hasta que no necesites más. 

¿Cómo hacer que se caiga el pelo después del laser? 

Si tu tipo de piel es apta para este tipo de depilación y te das las sesiones necesarias para notar los efectos, no tienes que tener problemas para que el vello cada vez esté más débil. Ahora bien, te voy a dar algunos tips que pueden ayudarte a obtener unos mejores resultados: 

Solo corta el pelo

Antes de cada sesión de depilación láser debes quitarte el vello, pero no uses una depiladora eléctrica (no lo hagas nunca de raíz). Si lo haces, la luz no puede atacar a la raíz y por tanto la sesión no servirá de nada, retrasando mucho la caída del pelo. Yo te recomiendo usar cuchillas o afeitadoras eléctricas para mujer. 

Evita cremas muy grasas

La hidratación es fundamental para mantener tu piel suave y sana, sin embargo, cuando utilizas productos demasiado grasos o densos puedes obstruir los poros y evitar que el láser destruya la raíz del vello. Lo mejor es que utilices cremas naturales como el aloe vera o cremas para cuidar la piel grasa, pues son más ligeras. Y no te la eches el día anterior de la depilación. 

Depílate en tu etapa anágena

fases de crecimiento del vello

Este es uno de los aspectos más importantes y que menos se conocen, pues el vello tiene su propio ciclo de crecimiento.

La primera etapa, llamada anágena, es la más idónea para realizar el tratamiento, puesto que es en ella cuando el pelo está en su pleno crecimiento y contiene un alto nivel de melanina. En la catágena o segunda fase, el vello se separa de la raíz poco a poco, y en la tercera y última, la fase telógena, nace un nuevo vello pero aún está en un momento muy precoz. 

¿Se deben exfoliar los puntitos negros? 

Aunque siempre recomiendo exfoliar antes de depilar, una vez que tu piel se ha recuperado de la sesión de depilación (a partir de la semana más o menos), es conveniente volver a exfoliar la zona. Esto puede ayudar a desprender el vello más rápido, ya que abre los poros y elimina las impurezas. Recuerda que cuánto más limpia y depurada esté la zona, más efecto vas a notar tras la depilación.  

¿Es igual la caída del vello si usas depiladora láser o depiladora IPL?

En los últimos años, ha habido un gran debate sobre las diferencias entre la depilación láser y la fotodepilación o luz pulsada. Aunque ambos tratamientos se utilizan habitualmente para eliminar el vello no deseado, existen diferencias significativas en su funcionamiento y resultados:  

  • Dos métodos distintos. Mientras que la depilación láser utiliza un potente láser para acabar con el crecimiento de los folículos pilosos, la fotodepilación genera una fuente de luz caliente que ataca a cada pelo individualmente. 
  • El láser requiere menos sesiones. Dado que el láser utiliza una técnica más eficiente, requiere de sesiones más espaciadas en el tiempo, entre 1 y 2 meses. Sin embargo, en la depilación IPL vas a necesitar al principio de una a dos sesiones al mes, según tu grosor de pelo. 
  • La luz pulsada es más económica. Sí, se tarda un poco más, pero se nota en el precio de cada sesión. Ya sea en un centro de belleza o comprando una depiladora de luz pulsada, el coste de este tratamiento es inferior y por eso la mayoría de mujeres optan por él.  

Aunque el láser tarda menos tiempo, muchos expertos aseguran que con ambos métodos se puede eliminar por completo (al menos al 90%) el vello de muchas partes del cuerpo, como piernas, pubis, axilas o incluso la cara. En definitiva, la elección depende de tus necesidades, preferencias personales o presupuesto. 

Sigue siempre los consejos de un profesional y ¡olvídate de la depilación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba