Me sale arritmia en el tensiómetro: ¿y ahora qué hago?

 Escrito y aprobado por Sergio Robles
 Última actualización 08-2022
Fact checked
Me sale arritmia en el tensiómetro

No sabemos cuánto tiempo llevábamos esperando una solución fácil y rápida para conocer la salud de nuestro corazón sin salir de casa. Eso lo ha solucionado el tensiómetro digital, un aparato que mide tus pulsaciones y el oxígeno en sangre, indicándote si algo va mal. 

Pero estos aparatos para medir la tensión cada vez son más avanzados y ahora son capaces de detectar problemas de salud como la fibrilación auricular o la arritmia. Si te sale un símbolo de arritmia en el tensiómetro y no sabes qué hacer, lo más importante es acudir a tu médico. Aunque para tranquilizarte, voy a contarte algunas cosas fundamentales. Así que, ¡quédate hasta el final porque esto te interesa!

Cómo detecta el tensiómetro la arritmia

Lo más óptimo para conocer el estado de salud de tu corazón es realizar pruebas diagnósticas como el electrocardiograma, pruebas de esfuerzo o incluso la medición por Holter. Pero estas solo se pueden emplear por profesionales cuando el paciente tiene algún síntoma o malestar previo. 

Por eso, si tienes la tensión alta o baja, alguna enfermedad cardíaca o simplemente quieres controlar tu salud cardiovascular, el tensiómetro puede ser de gran ayuda, porque te indica algunos de los problemas más comunes: hipertensión, latidos irregulares o arritmias

¡Ojo!: no todos los tensiómetros detectan las arritmias, si es lo que necesitas, debes asegurarte de que lo hace, aunque es habitual tanto en tensiómetros de brazo como en tensiómetros de muñeca

¿Detectan todo tipo de arritmias? Depende del tipo de tensiómetro que uses, pero por lo general indican la fibrilación auricular o latido irregular, que es la patología más común. No suele detectar enfermedades concretas, por eso es tan importante la revisión médica, pues el tensiómetro solo es una ayuda pero nunca un sustitutivo. 

Símbolos que alertan de arritmia en el tensiometro

¡Me sale arritmia en el tensiómetro!… o eso creo.

Cada aparato es un mundo, no todos te indican igual la aparición de una irregularidad cardíaca. Aunque yo te voy a exponer los símbolos más frecuentes, es fundamental que antes de utilizar el aparato revises las instrucciones del fabricante dónde debe explicarte su significado. 

  • Palabra: arritmia (español o inglés)
  • Piloto rojo parpadeando
  • Dibujo de un corazón (pueden aparecer varios). Este símbolo en el más común, y es el que utilizan los tensiómetros OMRON o los tensiómetros BEURER.
  • Línea de fibrilación

También pueden aparecer varios de estos símbolos juntos, ya que en algunos casos detectan diferentes tipos de arritmias o niveles de gravedad. 

Posibles errores del aparato para medir la tensión

posibles errores cuando te sale arritmia en el tensiómetro

Los errores de los tensiómetros suelen deberse a dos factores: el error del usuario y el error técnico. El error del usuario puede atribuirse a muchas cosas, como no seguir las instrucciones del fabricante, malas posturas y colocación inadecuada del brazalete. La solución es fácil, pues solo requiere que aprendas a utilizarlo correctamente. A continuación, te doy algunos trucos importantes. 

El error técnico, por otro lado, se refiere a un problema propio del tensiómetro, por ejemplo, una mala calibración, niveles de medición inadecuados, margen de error elevado, útil solo para un rango de edad limitado, etc. En este aspecto lo único que puedes hacer son dos cosas: comprar un aparato de calidad que tenga un margen de error bajo y mediciones fiables con datos de salud oficiales, o bien atender a las instrucciones para su calibración y puesta en marcha sin errores. 

Consejos para que el tensiómetro mida correctamente

consejos para que el tensiómetro mida correctamente

En la mayoría de casos no es culpa del aparato si no de un mal uso del mismo, por eso, saber utilizarlo es fundamental para que la detección sea lo más exacta posible. 

  1. Elige un tensiómetro adecuado para ti. De nada vale que el aparato sea buenísimo si no es el que necesitas. El tamaño del brazalete, los tipos de mediciones, la precisión o la pantalla son factores muy importantes. También, por supuesto, el tipo de tensiómetro. El más recomendable es el inflable digital, pero puedes usar uno de muñeca si no puedes hacerlo sin ayuda o viajas a menudo. 
  2. Compara la precisión con tu médico. En el caso de que tengas alguna enfermedad cardíaca es muy importante que te asegures de que la medición es lo más precisa posible. Aparte de escoger un tensiómetro de calidad es aconsejable que tu médico compruebe la medición con la proporcionada por su aparato. Así sabes qué margen de error tiene. 
  3. Mide la tensión con regularidad. Para saber si se producen cambios drásticos en tu estado de salud es conveniente que lo uses siempre a las mismas horas y en las mismas condiciones. Suele recomendarse por la mañana y por la tarde, pero siempre antes de realizar ejercicio o de tomarte tu medicación. Y para mayor control, tómala un par de veces seguidas, si los resultados varían mucho es porque la precisión no es muy buena. 
  4. Busca un lugar tranquilo y una postura correcta. Uno de los errores más frecuentes es usar el tensiómetro en cualquier lugar, hablando o con una postura cualquiera. Eso provoca que la medición salga defectuosa. Para hacerlo correctamente debes buscar un sitio relajado sin mucha gente, sentarte en una postura cómoda sin cruzar ni piernas ni brazos y con la espalda apoyada. Tampoco debes hablar ni pensar en cosas que puedan provocarte estrés. El brazo debe estar apoyado preferiblemente en una mesa y relajado sin apretar el puño. Y recuerda que el brazalete debe colocarse directamente en la piel sin ropa. 

Si, además, mantienes un control regular y visualizas las estadísticas con frecuencia, puedes tomar las medidas oportunas antes de que ocurra cualquier problema grave. Recuerda que el corazón es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo.

Me sale arritmia en el tensiómetro pero ¿es fiable?

Los tensiómetros pueden detectar arritmias y te las indican como tal, pero ten en cuenta que no puede compararlo con tus circunstancias actuales. Es decir, no sabe si has salido a correr, si tienes alguna enfermedad o cualquier otra condición que pueda afectar a esos parámetros. 

💡 La arritmia es una condición médica en la que el ritmo cardíaco es anormalmente rápido (taquicardia) o lento (bradicardia). ¿Cómo sabes si encajas en alguno de los dos tipos principales? Porque tu frecuencia cardíaca (latidos por minuto) en reposo está por encima de los 100 o por debajo de los 60. 

Tipos de arritmias que pueden medir los tensiómetros

Ya he explicado la división más básica que existe, pero dentro de la taquicardia (+100 latidos/min) hay mucho más, vamos a ver los tipos más importantes: 

  1. Fibrilación auricular (Afib): es una de las más comunes, caracterizada por un ritmo cardíaco anormalmente amplio que da lugar a latidos múltiples y repentinos. Este tipo de arritmia suele estar causada por un aumento del esfuerzo o por alguna enfermedad cardíaca como la de las arterias coronarias. 
  2. Taquicardia ventricular: se trata de un impulso eléctrico rápido, que produce que no se bombee la sangre adecuadamente. Es habitual sentir palpitaciones en el pecho y puede ocurrir en corazones sanos. Aunque es un problema grave en personas que sufren patologías cardíacas. 
  3. Fibrilación ventricular: esta es una arritmia especialmente peligrosa que puede llegar a producir la muerte. Está causada por una contracción brusca y explosiva del corazón. Si no se trata rápido, puede causar daños cerebrales. 

En cuanto a la bradicardia (-60 latidos/min) tengo que aclarar que no siempre es un problema grave. Sí, es posible que tu tensiómetro lo detecte y te pongas nervioso, pero muchas personas tienen un latido lento en reposo y no implica que tengan un problema grave. Suele ocurrir en deportistas o en personas con medicación cardíaca, por ejemplo, con betabloqueantes. 

¿Qué hago si me sale arritmia en el tensiómetro?

Qué hago si me sale arritmia en el tensiómetro

¿Te sientes bien, pero te has tomado la tensión y aparece un símbolo de arritmia?

No te preocupes, suele ser muy habitual, como ya he dicho, el aparato no detecta tus circunstancias personales. Así que, el mejor consejo que puedo darte es que atiendas a tus síntomas, la mayoría de veces son los que delatan si está ocurriendo algo malo en tu cuerpo. Y, por supuesto, si tienes dudas, hazte un chequeo médico, pues nunca está de más. 

Aunque a veces la arritmia puede ser asintomática, en otros casos se producen síntomas como: 

  • Agitación en el pecho
  • Latidos lentos o rápidos
  • Dolor en la zona del corazón
  • Aumento de la sudoración
  • Dificultad para respirar 
  • Debilidad y fatiga
  • Síncope o desmayo

Si se produce cualquiera de estos síntomas, acude al médico. Debes hacerlo con urgencia si los síntomas son fuertes y prolongados. 

¿Todos esos síntomas están siempre relacionados con una arritmia? No, por supuesto que no. Es muy habitual que ocurra en personas con ansiedad o estrés elevado. De hecho, se confunden los síntomas en la mayoría de ocasiones. Sin embargo, esta circunstancia a largo plazo también puede producir problemas cardiacos, así que, es importante controlar los factores de estrés y realizar una revisión médica anual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba