Me pica la barba ¿Qué puedo hacer?

 Escrito y aprobado por Sergio Robles
 Última actualización 08-2022
Fact checked
me pica la barba

¡Ayuda! Me pica la barba…

Si tienes barba, ya sea corta, larga o media y se te irrita constantemente la piel produciendo picor, no te preocupes. No hace falta que saques aún la maquina de afeitar para erradicar el problema. Hay algunas cosas que puedes hacer para aliviarlo. 

En este artículo te cuento las causas, trucos para reducir al máximo los picores y recomendaciones para evitarlo. 

¿Es normal que me pique la barba? ¿Qué lo produce?

Sí, la mayoría de personas que tienen barba han pasado alguna vez por una etapa de picor. Es más habitual de lo que parece, aunque las causas pueden ser muy diversas dependiendo de cada persona: 

  • Barba en crecimiento: uno de los motivos más normales en los barbudos es el crecimiento natural del vello. Es un picor que desaparece rápido, a lo mucho en un par de días. Sobre todo cuando te retocas muy al ras la barba, aunque puede darse incluso cuando ya es larga. Si se te pasa en ese par de días, no debes preocuparte demasiado.  
  • Vellos enconados: suele ser normal que en la barba se produzcan este tipo de problemas, sobre todo si se trata de un pelo muy fuerte y poco hidratado. Lo único que tienes que hacer es tener a mano unas pinzas para poder sacarlo. Si no te atreves puedes pedirle ayuda a alguien o si es muy grave acudir a tu especialista. Eso erradica el problema puntual, pero si te pasa muy a menudo tienes que replantearte si estás hidratando adecuadamente tu barba con cremas o acondicionadores.
  • Falta de limpieza: muchos hombres no conocen la importancia de tener una buena higiene de su barba. La proliferación de bacterias es muy habitual en esa zona, lo que produce irritaciones en la piel e incluso problemas dermatológicos más graves. Solo tienes que buscar un jabón adecuado y hacer un lavado profundo cada dos días. 
  • Productos demasiado fuertes: a lo mejor te limpias muy bien la barba, la secas, le echas aceite y la mantienes perfecta cada día, entonces, ¿por qué me pica? Puede ser debido a los productos que utilizas. La mayoría de champús que venden para la barba son muy fuertes para las pieles más sensibles y a largo plazo no es lo mejor. También ocurre con las cremas o los aceites para la barba. Usa productos más naturales y respetuosos con tu piel. 

Si tienes descamación, una rojez intensa o picores frecuentes y muy fuertes, debes acudir lo antes posible a tu dermatólogo. Ya que puede deberse a alguna enfermedad de la piel, como eczema, psoriasis, dermatitis seborreica, acné, entre otros problemas. 

Remedios caseros para aliviar el picor de la barba

aceites esenciales para barba

Otra de las causas frecuentes del picor es la falta de hidratación de la piel. Para aliviarlo, lo que a mí me funciona mejor son los aceites naturales y en concreto el aceite de árbol de té. ¡Ojo!: asegúrate de que sea apto para la cara y échate unas pocas gotitas por toda la barba, solo tienes que extenderlo bien. Es el sustituto perfecto de las cremas y aceites artificiales. 

Un método casero y muy común de nuestras abuelas es el vinagre. Aunque parezca un remedio antiguo, yo lo he probado y realmente funciona. Solo tienes que mezclar un poco de vinagre con agua fría y aplicarlo en tu barba con una esponja o directamente con la mano, déjalo unos minutos y después te enjuagas bien. No deja olor, siempre que lo laves bien después, y el alivio es inmediato. Lo mejor es hacerlo antes de ducharte. Con una o dos veces a la semana es suficiente, tampoco abuses demasiado. 

También puedes crear tu propio acondicionador casero con aceite de oliva y huevo. Mezclas las dos cosas en un bol, la repartes bien por toda tu barba limpia y esperas alrededor de 20 minutos. Una vez que la enjuagues bien con agua, te va a quedar el pelo mucho más hidratado y suave, además de una forma totalmente natural. 

Recomendaciones para evitar los picores

  1. Limpiar tu barba diariamente. La barba es uno de los lugares donde más bacterias se acumulan. Debido a la porosidad de la barba y a que solemos tocar mucho el vello con las manos, es un refugio perfecto para cualquier microorganismo. No te recomiendo usar jabón todos los días, porque si tienes la piel sensible eso puede provocar que se te irrite más con el tiempo. Así que utiliza simplemente agua fresca y usa el champú tres o cuatro veces a la semana.  
  2. Sécala muy bien después de lavarla. Tan importante es mantenerla higiénica como seca. Como ya he dicho, al tener tanta densidad es fácil que se acumulen bacterias y en un sitio húmedo aún más. Por lo tanto, después de cada lavado diario, sea con agua o con champú, debes secarla muy bien con una toalla (procura que sea suave para evitar la irritación). También puedes usar un secador, pero con el aire templado, nunca caliente. 
  3. Usa jabón neutro y cremas naturales. No compres los típicos champús de barba que venden en cualquier establecimiento, porque sus componentes suelen incluir alcoholes, perfumes y otros elementos que irritan la piel. Te recomiendo que te compres un jabón neutro, puedes encontrarlo en pastillas o gel, e hidratantes para pieles sensibles y aptos para pelo y piel. ¡No te olvides de lo que hay debajo del pelo!
  4. No te afeites la barba o hazlo con cuidado. Hay pieles muy sensibles que no soportan afeitar al cero la barba, porque las cuchillas pueden provocar la aparición de granitos, rojeces y, en último término, picor, sobre todo al afeitarse a contrapelo. Si es tu caso, te aconsejo que no la afeites al completo, sino que utilices una recortadora y la dejes bien perfilada. Y si quieres dejarla al límite, entonces, hazte con una afeitadora de calidad que te permita hacerlo sin destrozar tu piel. 
  5. Emplear cremas y acondicionadores. La hidratación del vello es importante para que no se produzcan pelos enconados ni irritaciones fuertes. Estos productos suavizan tu barba reduciendo la probabilidad de que te pique. Igualmente usa siempre aquellos respetuosos con tu piel y lo más naturales posible. 

La importancia del cepillado

cepillar la barba para aliviar el picor

No te olvides de peinar la barba, es un aspecto casi tan fundamental como un buen lavado y secado. Cepillarla te va a ayudar a mantenerla más suave y por tanto no se te van a clavar los pelos en la piel. 

Un cepillado suave puede estimular tu piel y eliminar la probabilidad de que los vellos se te enquisten en la cara. También te ayuda a retirar cualquier suciedad que se haya podido acumular en tu barba, pero recuerda que debes limpiar muy bien el peine cada vez que lo uses. A mí me gusta pasarle un poco de alcohol para desinfectarlo al completo. 

Para mantenerla perfecta, debes perfilarla un poco, ya sea con unas tijeras o una maquinilla eléctrica. Es aconsejable hacerlo tras el cepillado, para ver mejor qué pelos son los que necesitan recortarse. Si lo haces una o dos veces a la semana no te costará nada de tiempo. 

¿Cómo debe ser el cepillo?

Depende de tu tipo de barba. Puedes usar bien un peine fino si tu barba es corta o tienes el pelo muy denso y quieres que quede más liso, o bien un cepillo grande en el caso de que tu barba sea larga. En todo caso, lo más importante es que las púas sean suaves al contacto con la piel. 

En mi opinión, los mejores cepillos son los que tienen muchas cerdas y están muy juntas unas de otras, ya que consigue separar mejor todo el pelo, dejando tu barba más lisa y suave. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba