¿Qué es la fibromialgia, cuál es la causa y cómo podemos tratarla?

Qué es la fibromialgia, cuáles son sus síntomas y cómo mejorarla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incorporó la fibromialgia a su clasificación internacional de enfermedades en 1991, clasificándola como reumatismo no articular.

Hoy en día muchos de nosotros tenemos familiares, amigos o conocidos, normalmente mujeres, que la padecen y que incluso les incapacita para su vida laboral.

¿Qué causa esta enfermedad? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Se puede tratar de forma natural? En este artículo responderemos a estas preguntas y mucho más sobre esta enfermedad.

La Fibromialgia, una patología cada vez más conocida.

No fue hasta la década de los 80 cuando se comenzó a reconocer la fibromialgia como una patología. Hasta entonces pocos conocían de su existencia.

Antes, a las personas que la sufrían se las tildaba de “quejicas” porque, a pesar de que todas las pruebas médicas salían normales, ellas seguían diciendo que sus síntomas eran reales, no simulados. También se las llegó a acusar de ir buscando un motivo médico para su incapacitación profesional y poder cobrar algún tipo de pensión…

El 12 de mayo fue designado Día Internacional de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica en homenaje a la fecha de nacimiento de Florence Nightingale, considerada “madre de la enfermería”, con el objetivo de concienciar a la población de esta patología que afecta entre el 3% y el 6% de la población mundial y entre un 2% y un 4% de la población española, siendo el 90% de los afectados mujeres. Estas cifras explican la importancia sanitaria y social de la fibromialgia, máxime si somos conscientes de que muchos casos están sin diagnosticar.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado que se acompaña de fatiga o cansancio junto con problemas de sueño, de memoria y del estado de ánimo.

Podríamos decir que en la fibromialgia se da una alteración en la percepción del dolor de forma que se perciben como dolorosos estímulos que normalmente no lo son. En la fibromialgia hay un importante desarreglo bioquímico que causa una gran fatiga física y mental que no se alivia con el descanso y que produce múltiples síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

Síntomas de la fibromialgia

El dolor en la fibromialgia es generalizado (“ me duele todo”, suele decir el paciente), molesto y constante y dura, al menos, tres meses.

Se acompaña de otros síntomas como el cansancio o la fatiga, sensación de rigidez generalizada, alteraciones del sueño que a veces es interrumpido por el dolor y que nos es reparador, ansiedad, depresión, jaquecas, hormigueo en las extremidades, trastornos abdominales, necesidad de orinar con frecuencia…incluso dificultades cognitivas (de atención, de concentración mental, de memoria).

¿Qué causa la fibromialgia?

La causa de esta patología es desconocida, aunque se observa que en algunos casos hay un factor detonante o desencadenante (infección bacteriana o viral, otra enfermedad, un accidente…) y en otros casos no se identifica ninguno.

Estos agentes desencadenantes, cuando se dan, no son la causa en sí de la fibromialgia, lo que harían es “despertar” el trastorno que estaba latente.

El diagnóstico de la enfermedad es importante para evitar al paciente el peregrinaje, de consulta en consulta médica, en busca de la causa de sus males.

A veces el diagnóstico tarda en llegar. Los pacientes se sienten muy frustrados cuando acuden al médico con sus síntomas, y ven que todas las pruebas diagnósticas que se hacen habitualmente (análisis, radiografías) son normales. Esto aumenta su ansiedad y depresión.

¿Cómo se diagnostica?

diagnóstico fibromialgia

El diagnóstico de presunción de fibromialgia se basa en la coexistencia de los síntomas ya descritos:

  • Historia de dolor crónico generalizado de más de tres meses de evolución, que afecte al menos a tres de los cuatro cuadrantes del cuerpo y al esqueleto axial (columna).
  • Dolor a la presión en una serie de puntos que el médico explora.
  • Fatiga crónica, sueño no reparador, ansiedad, depresión, jaquecas, hormigueo en las extremidades, rigideces, trastornos abdominales y urinarios, falta de atención y de concentración, pérdida de memoria…

Es importante la ausencia de alteraciones analíticas y radiológicas: en la fibromialgia estas pruebas son normales. El médico las indicará para descartar otras posibles enfermedades reumatológicas que pudieran ser la causa de los síntomas que presenta el paciente.

Una vez descartadas otras patologías, podemos llegar al diagnóstico de fibromialgia.

¿Es curable la fibromialgia?

En cuanto a la evolución de la enfermedad (en realidad es un síndrome o conjunto de síntomas) hay que entender que es un trastorno crónico que va a acompañar al individuo durante toda su vida, si bien la intensidad del dolor puede variar desde ser leve a ser mucho más intenso, con gran afectación de las actividades de la vida social, familiar y laboral del paciente.

Es muy importante destacar el aspecto social de la fibromialgia ya que esta patología afecta, con mayor o menor intensidad, la calidad de vida de las personas que la padecen.

¿Cómo mejorar los síntomas?

Si hablamos del tratamiento de la fibromialgia deberemos saber que es un trastorno que no tiene curación definitiva.

El objetivo del tratamiento es mejorar los síntomas, es decir, es un tratamiento sintomático que va dirigido a disminuir la sintomatología. No es, por tanto, un tratamiento curativo: la fibromialgia, hoy por hoy, no tiene cura.

Al ser un tratamiento sintomático, es normal que el médico prescriba analgésicos para el dolor, relajantes musculares para las rigideces, ansiolíticos para la ansiedad o antidepresivos si cursa con depresión…

¿Se puede tratar de forma natural y sin fármacos?

Mejorar la fibromialgia

Además del tratamiento médico hay una serie de terapias que estarían indicadas:

Es el caso de la fisioterapia, para mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular. El fisioterapeuta puede enseñar al paciente ejercicios para mejorar su fuerza, su flexibilidad y su resistencia.

La terapia ocupacional les ayuda a realizar, con mayor facilidad, tareas de su vida cotidiana y laboral. El objetivo del terapeuta ocupacional es mantener o conseguir la autosuficiencia del paciente.

El asesoramiento psicológico es también fundamental: la fibromialgia es un trastorno que produce ansiedad e incluso depresión, lógico ya que altera la calidad de vida de las personas. El psicólogo ayuda al paciente a convivir con la fibromialgia y el dolor y las limitaciones que produce. Además asesora sobre el manejo del estrés que empeora los síntomas.

El estilo de vida, una de las claves para mejorar

qué es el metabolismo

En cuanto al estilo de vida recomendado, habría que destacar qué debemos evitar y qué deberíamos fomentar:

⛔ El tabaco
⛔ El alcohol
⛔ La cafeína
⛔ El sobrepeso
⛔ El estrés

Como en muchas otras patologías, se recomienda eliminarlos (o controlarlos, si no se pudieran eliminar totalmente como sería el caso del estrés).

Por el contrario, serían recomendables:

Una alimentación equilibrada, eliminando el alcohol, la cafeína, el exceso de calorías que pueda llevar al sobrepeso…
✅ También es imprescindible el manejo del estrés: aprender a relajarse. Eso no quiere decir que se abandone toda actividad. Se ha podido comprobar que las personas que dejan de trabajar o abandonan todas sus actividades, suelen empeorar. Hay que seguir manteniéndose activos, cambiando sólo las rutinas que nos estresan. Los ejercicios de relajación son muy convenientes.
La higiene del sueño hay que fomentarla: para intentar dormir bien se deben crear hábitos de sueño como acostarse y levantarse todos los días a la misma hora, limitando las siestas durante el día, cenas ligeras, ambiente relajado antes de dormir…
✅ El ejercicio físico adecuado y regular es muy aconsejable. Estarían indicados ejercicios como caminar, nadar, yoga, ejercicios aeróbicos en piscinas…

En definitiva, podemos concluir, que mantener una vida saludable es fundamental para intentar controlar, en lo posible, la sintomatología de la fibromialgia, junto con una actitud positiva ante la vida.

REFERENCIAS:

  • https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000300005
  • https://www.reumatologiaclinica.org/es-clasificacion-fibromialgia-revision-sistematica-literatura-articulo-S1699258X09000060)
  • https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-salud/fibromialgia
  • https://www.semg.es/index.php/component/k2/item/522-fibromialgia
  • https://www.mscbs.gob.es/profesionales/prestacionesSanitarias/publicaciones/docs/fibromialgia.pdf
  • http://www.ser.es/wp-content/uploads/2015/09/Fibromialgia.pdf

Quizás pueda interesarte:

Cómo recuperar la flora intestinal
Mejores multivitaminicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba