Contraindicaciones de la electroestimulación muscular

 Escrito y aprobado por Sergio Robles
 Última actualización 03-2022
Fact checked
Contraindicaciones de la electroestimulación muscular

El uso de las corrientes eléctricas es una práctica que se viene usando en medicina deportiva desde hace décadas. En sus inicios esta técnica estaba principalmente destinada a los deportistas de élite, hoy en día, dada la facilidad con la que se puede adquirir un electroestimulador, su utilización se ha extendido de tal forma que ha llegado a convertirse en una herramienta de la cual se beneficia tanto los deportistas amateurs como el público en general.

Pero a pesar de que la electroestimulación en sí misma no es peligrosa, y puede ser utilizada prácticamente sin ningún tipo de problemas por personas sanas, hay que matizar que es necesario conocer los riesgos que conlleva un uso incorrecto. De igual forma, también hay que señalar que el empleo de electroestimuladores está contraindicado en personas que padecen ciertas patologías o lesiones.

Para que puedas tener claro si la electroestimulación es apta para ti, además de los posibles riesgos, te vamos a detallar las principales contraindicaciones que presentan estos equipos de electroterapia.

Riesgos de la electroestimulación muscular

Aparato electroestimulación

Antes de comenzar a hablar de las contraindicaciones de la electroestimulación, es importante tener en cuenta los riesgos que conlleva su uso. Para minimizar dichos riesgos y asegurar que el dispositivo no provoca quemaduras u otros problemas de salud a medio plazo, es muy importante que el electroestimulador que vayas a adquirir cuente con:

  • Un generador de corriente constante
  • Que la onda sea rectangular, bifásica, simétrica y, sobre todo, compensada, ya que si la corriente no sale del cuerpo se puede crear una polarización que afecte al hueso.
  • Un buen servicio técnico

Si tienes dudas de un modelo mejor mira otras opciones, en nuestro artículo de los mejores electroestimuladores puedes ver opciones fiables y todas sus características.

Con estas características satisfechas, conocimiento y un uso responsable del mismo, ya estarás evitando en gran medida los siguientes riesgos:

  • Rotura fibrilar: Para evitar la rotura fibrilar, cuando se realiza un entrenamiento usando electroestimulación es obligado respetar los criterios lógicos de progresión. Hay que tener presente que la acción dinámica y la aceleración no progresiva, sumado a la mayor tensión muscular que se produce durante un entrenamiento con estos dispositivos, puede llegar a producir la rotura fibrilar o, incluso, la rotura del músculo.
  • Rabdomiólisis: La rabdomiólisis es una peligrosa patología que se puede llegar a producir cuando se lleva a cabo un entrenamiento con electroestimulación y se superan los niveles de tolerancia a las corrientes eléctricas. En este caso, debido a la excesiva descomposición de la fibra muscular, las proteínas y enzimas que componen el músculo se liberan al torrente sanguíneo a un nivel que el riñón no es capaz de filtrar y que, en casos muy graves, puede llegar a provocar un fallo renal agudo y la muerte.
  • Espasmos musculares nocturnos: En personas muy sensibles, la electroestimulación puede provocar una excitación cerebral que, además de afectar al descanso nocturno, hace que seamos más susceptibles a padecer espasmos musculares durante la noche.

Contraindicaciones de la electroestimulación

Conocidos los riesgos, es hora de especificar las contraindicaciones absolutas y parciales de la electroestimulación. Existen ciertas patologías con las que bajo ningún concepto se puede realizar un entrenamiento con estos dispositivos de corriente eléctrica y otras en las que es necesario una autorización médica antes de su aplicación. A continuación hablamos de ellas.

Implantes eléctricos o marcapasos

Aunque es poco probable que en los marcapasos actuales se produzca un fallo cuando se realiza un entrenamiento con electroestimulación, en el caso de los implantes eléctricos no hay que descartar esta posibilidad. El motivo es que puede producir interferencias entre las señales eléctricas del ritmo cardiaco.

En un principio, la contraindicación es parcial, ya que el riesgo de que se produzcan estas interferencias desaparece si no se aplican los electrodos en la zona torácica. No obstante, la contraindicación es absoluta si el marcapasos tiene la función de desfibrilación.

En cualquier caso, si tienes un implante eléctrico, es aconsejable consultar con un profesional de la salud sobre la conveniencia de aplicar corriente eléctrica en tu organismo.

Embarazo

Tensiómetro de muñeca embarazada

La electroestimulación produce una tensión muscular en el abdomen, caderas y suelo pélvico que puede ser peligrosa para el feto.

Pero también hay que tener en cuenta que durante un entrenamiento con estos dispositivos la sangre se va hacia las extremidades, dejando un riego sanguíneo deficitario en la zona abdominal que puede poner en riesgo la salud del futuro bebé o dar lugar a un aborto involuntario.

Enfermedades neurológicas

En el caso de padecer una enfermedad neurológica, la electroestimulación muscular está totalmente contraindicada. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que la electroestimulación (siempre y cuando sea personalizada y aplicada por un profesional de la salud) puede ser beneficiosa en pacientes con esclerosis múltiple.

Epilepsia

Para las personas que padecen esta patología, el uso de la electroterapia es una contraindicación absoluta, ya que, según los especialistas, pueden presentar hipersensibilidad a los impulsos eléctricos y, en consecuencia, su uso puede dar origen a un cuadro agudo de epilepsia.

Hernia abdominal o inguinal

En el caso de padecer una hernia abdominal o inguinal, la electroestimulación (siempre que no se aplique en la zona abdominal) está contraindicado parcialmente, ya que puede provocar una fuerte tensión muscular en la zona del abdomen y de la pelvis que puede agravar la hernia.

Enfermedades cancerosas o tumorales

La electroestimulación muscular produce un incremento vascular que puede favorecer la metástasis en determinados tipos de cánceres o tumores. Para evitar este riesgo, la electroestimulación está contraindicada de forma absoluta en caso de padecer cáncer.

Diabetes

Aunque el ejercicio físico es de gran ayuda para disminuir la resistencia a la insulina y la electroestimulación muscular es un medio más de realizar y/o complementar dicho ejercicio, su aplicación está contraindicada parcialmente en pacientes con diabetes por diferentes razones:

  • Debe estar supervisada por un profesional cualificado
  • Esta patología puede ocasionar un déficit sensitivo en el paciente, por lo que es muy probable que le impida reconocer si la intensidad aplicada es la adecuada
  • Debe existir un control absoluto en lo que respecta a la dosis de ejercicios, ya que un exceso puede ocasionar un shock hipoglucémico.

Intolerancia cutánea, quemaduras o heridas

En el caso de alergias o irritaciones de la piel, sobre todo si cursan con enrojecimiento o con la aparición de pústulas, el contacto con los electrodos puede empeorar el estado de la piel, por lo que conviene consultar con el médico antes de su aplicación.

En las heridas abiertas existe el peligro de transmisión de bacterias a través de los electrodos y en las quemaduras (incluidas las solares) la electroestimulación provocará una gran sensación de dolor y un aumento de la inflamación.

Problemas de circulación sanguínea

En el caso de padecer insuficiencia venosa con varices de gran tamaño, la electroestimulación queda contraindicada de forma absoluta. El motivo es que puede dar lugar al aumento de la variz y, en el peor de los casos, la aparición de trombosis.

Procesos febriles e infecciosos

En situación de fiebre o en cualquier proceso infeccioso, la electroestimulación queda contraindicada de forma absoluta. En ambas situaciones no es prudente aumentar el torrente sanguíneo porque puede propiciar que la infección se expanda haciendo llegar a los agentes patógenos al corazón y producir serias cardiopatías.

Hemofilia

Los problemas de coagulación y hemorragias que produce esta enfermedad hace que la electroestimulación esté contraindicada de modo absoluto. Las descargas eléctricas pueden producir un estrés vascular y rotura de un vaso sanguíneo con consecuencias mortales.

Hipertensión arterial

Qué es un tensiómetro manual

Cuando se padece de hipertensión y no se está bajo tratamiento, la aplicación de la electroestimulación está contraindicada de forma absoluta. La razón es porque durante la sesión de entrenamiento se puede producir un aumento incontrolado de la presión arterial.

En el caso de hipertensión arterial controlada y tratada, la contraindicación es parcial. Pero para ello, la electroestimulación debe ser aplicada bajo la supervisión de un profesional.


Hasta ahora hemos expuesto en términos generales las principales contraindicaciones de la electroestimulación, pero puede que estés interesado en usar estos dispositivos en zonas específicas del cuerpo o bien de forma integral. En cualquier caso, la electroestimulación localizada también presenta contraindicaciones y en ellas nos vamos a centrar.

Contraindicaciones de la electroestimulación facial

Contraindicaciones electroestimulación facial

Los electroestimuladores para reafirmar y tonificar los músculos de la cara y del cuello más recomendados son aquellos que utilizan microcorrientes de baja frecuencia. A pesar de la baja frecuencia de los impulsos eléctricos que emiten estos dispositivos, nunca debe aplicarse cerca de la arteria carótida.

Hay que ser consciente de que esta arteria es la encargada de hacer llegar la sangre al cerebro, rigiéndose por impulsos eléctricos que pueden verse alterados por la electroestimulación. Como consecuencia, el cerebro podría dejar de recibir el flujo de sangre que necesita.

De igual forma, la zona conocida como el triángulo de la muerte (nariz y labio superior) se encuentra muy vascularizada, por lo que hay que extremar las precauciones y evitar aplicar las microcorrientes directamente sobre ella.

Además, la estimulación facial está contraindicada en los siguientes casos:

  • Durante los primeros meses de embarazo
  • Marcapasos
  • Neoplasia

Contraindicaciones de la electroestimulación en abdominales

Contraindicaciones de la electroestimulación en abdominales

Cuando hemos hablado de las contraindicaciones de la electroestimulación ya hemos hecho referencia cuando el uso de los electrodos en la zona abdominal están contraindicados. No obstante, para que no quede ninguna duda, volvemos a remarcarlo:

  • Embarazo
  • Hernias abdominales e inguinales
  • Marcapasos
  • Hemofilia

Para aplicar correctamente la electroestimulación en el abdomen no solo es necesario colocar los electrodos en los músculos apropiados, también es de gran importancia seleccionar la intensidad y el programa adecuado. De no ser así, las fibras podrían resultar dañadas o atrofiadas, y crear espasmos musculares.

Contraindicaciones de los chalecos de electroestimulación

Contraindicaciones chalecos electroestimulación

En el caso de la electroestimulación global tenemos que ser conscientes de que en nuestro organismo se produce la contracción simultánea e intensa de unos 300 músculos, lo que puede provocar, sobre todo en personas que no están habituadas a grandes entrenamientos físicos, el riesgo de rotura de la fibra muscular.

Por tanto, como bien puedes suponer, el uso de los chalecos de electroestimulación presentan las mismas contraindicaciones que la electroestimulación local convencional:

  • Epilepsia
  • Marcapasos
  • Problemas circulatorios
  • Quemaduras, irritación o heridas en la piel
  • Diabetes, hipertensión u obesidad
  • Enfermedades inflamatorias

De todas estas contraindicaciones hay que prestar especial atención a las enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, lupus, artritis psoriásica o espondilitis anquilosante, ya que el uso de la electroestimulación puede propiciar la aparición de nuevos brotes de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba