Cómo mantener el pelo alisado

 Escrito por Lidia Zafra
 Revisado y aprobado por Silvia Márquez
 Última actualización 03-2022
Fact checked
Cómo mantener el pelo alisado

Hoy en día conseguir una melena completamente lisa es fácil, te haces con una de las mejores planchas de pelo y es coser y cantar. Pero luego viene lo complicado (al menos para mí); Mantener el pelo alisado el mayor tiempo posible.

¿Realmente es posible mantener el pelo alisado con plancha durante la noche?

¿Y si es un alisado con Keratina o japonés?

Pues vas a ver cómo si que es posible, y hay TIPS muy efectivos y que no todo el mundo conoce ¿quieres saber cuáles son? ¡Toma buena nota!

Cómo mantener el pelo liso por la noche (alisado con plancha de pelo)

mantener el pelo liso por la noche

Aunque todas hemos oído en más de una ocasión que el pelo no se debe lavar con mucha frecuencia, esto no es totalmente cierto.

Cada cuero cabelludo necesita una limpieza acorde al nivel de grasa, humedad o suciedad que acumula para que esté sano. Así que lo primero que tienes que conocer es la frecuencia con la que necesitas lavarlo. Hay trucos para que el pelo dure más tiempo limpio, y si aguantas más tiempo sin que se ensucie tu pelo te lo agradecerá.

Dicho esto, una vez que el pelo está lavado, antes de secarlo y plancharlo, un producto del cual no puedes prescindir es el protector térmico. El uso de este producto, además de proteger la fibra capilar ante las altas temperaturas, neutraliza la humedad, con lo que evita en gran medida el encrespamiento.

El protector térmico también hará posible que tu pelo adquiera un aspecto más sano, ya que en su composición suelen incluir ingredientes que evitan que el pelo se vuelva quebradizo, reseco u opaco

Tras aplicar el protector, ya estarás lista para secarlo (es importante te hagas con el mejor secador de pelo que puedas permitirte, ya que con el secado también se castiga el cabello. Al finalizar el secado, lo más recomendable es aplicarte un sérum alisador. Debes tener en cuenta que, tanto el protector térmico como el sérum son los principales responsables de prolongar la duración y el mantenimiento del alisado. Tras finalizar con este proceso, tu pelo estará listo para ser planchado sin que resulte dañado.

Ya una vez el pelo alisado, deberás seguir las siguientes pautas para que tras despertar siga teniendo el mismo aspecto de recién planchado:

  • Recógete el pelo: Si quieres dormir y no despertar con tu cabellera enredada, las horquillas o pinzas metálicas son tus mejores aliadas. Utilízalas separando el pelo en dos secciones y recogiéndote la melena sobrante con una coleta suelta para que no te deje ningún tipo de marca. Al despertar, rápidamente tu cabello estará listo, únicamente tendrás que quitarte las horquillas y peinarte suavemente para que tu pelo luzca completamente liso
  • Evita la humedad: Todas sabemos que la humedad es el enemigo número uno del alisado y, aunque durante la noche (sobre todo en invierno) puede resultar difícil de combatir, no es una tarea imposible. Solo deberás usar un spray anti frizz que proteja y nutra tu cabello o, en su defecto, aplicar unas gotas de sérum justo antes de irte a dormir.
  • Envuelve tu pelo: Por último, si te has planchado el pelo y quieres que al despertar siga luciendo como cuando te acostaste, utiliza un pañuelo de raso que envuelva todo tu cabello, de esta forma evitarás la fricción que se genera con la almohada.

Cómo mantener el alisado permanente de keratina

cómo mantener el alisado de keratina

Si has decidido hacerte un alisado permanente de keratina, ya sabrás que su duración es mayor y el resultado es más satisfactorio que el alisado con plancha o secador. No obstante, la efectividad de este tipo de alisado está directamente relacionada con el cuidado posterior que le des a tu pelo.

No te preocupes, te vamos a dar algunas recomendaciones de cuidados específicos para que puedas mantener tu melena lacia y libre de encrespamiento durante mucho tiempo.

  • No laves ni humedezcas tu pelo: Es importante que no laves tu pelo hasta haber transcurrido como mínimo 48 horas desde la aplicación de este tratamiento. Si no respetas este tiempo, el alisado con keratina puede perder gran parte de su efectividad. De igual forma, no es conveniente que te lo laves con demasiada frecuencia.
  • No te recojas el pelo ni te lo estires: Durante los primeros días no debes usar accesorios para el pelo. Evita el uso de moños, horquillas, coletas, gorros… puesto que pueden dejar marcas que resultarán muy difíciles de eliminar. Deja tu pelo totalmente suelto, puesto que la forma en la que lo mantengas durante estos primeros días será aquella que adquirirá durante varios meses.
  • Evita sudar: Si practicas habitualmente alguna actividad física, la recomendación es que la dejes aparcada durante los primeros días, ya que la humedad que provoca la sudoración puede hacer que el tratamiento con keratina pierda su efectividad.
  • Evita la exposición a los rayos solares: Durante los primeros días has de procurar que el sol no incida directamente en el pelo. Si no lo puedes evitar, intenta cubrirlo con un pañuelo.
  • Nada de playa ni piscina: Tanto la salinidad del agua marina como el cloro de la piscina pueden ser dañinos para tu tratamiento de keratina y provocar que los resultados se pierdan con mayor rapidez. Así que mejor que durante los primeros días también lo evites.
  • No te toques el pelo: A veces, inconscientemente tenemos el acto reflejo de tocar o acariciar el pelo, esta sencilla acción provocará que tu alisado disminuya rápidamente.
  • Usa un champú que no contenga sulfato de sodio: Este componente químico provoca que la keratina se deteriore con lo que el pelo pierde gran parte de su brillo y suavidad en muy poco tiempo

Cuidado de cabello alisado (alisado permanente)

Debes tener en cuenta que el alisado permanente es un tratamiento que puede cambiar la estructura capilar. Por tanto, tendrás que llevar a cabo unos cuidados específicos si quieres asegurar y maximizar el resultado:

  • Lavado: Para que el alisado se mantenga en el tiempo no debes lavar tu pelo diariamente, como mucho, hazlo cada tres días. Pero además, no solamente es importante cada cuánto lo lavas, sino el cómo lo haces:
    1. Pon champú en la yema de los dedos y da un masaje exclusivamente al cuero cabelludo.
    2. Para evitar roturas o daños en tu melena, no la frotes. La espuma que cae tras masajear el cuero cabelludo es más que suficiente para que quede limpia.
    3. Aplícate un acondicionador y desenrédate el pelo directamente bajo el agua y con un peine de dientes anchos. De esta forma también evitarás la caída y la rotura de las puntas.
    4. Elimina el exceso de agua con las manos. Has de hacerlo suavemente, no lo exprimas y sécalo sin frotar con una toalla, preferentemente de microfibra, ya que este material posee una alta capacidad de absorción que facilita el secado sin necesidad de frotar.
    5. Evita enroscar la toalla en tu cabeza a modo de turbante, puesto que si retuerces el pelo en exceso puede afectar al resultado final del alisado. Esta acción preserva la humedad durante más tiempo, por lo que también puede ser dañina para la salud de tu pelo y propiciar el encrespamiento.
  • Hidratación: Hidratar tu pelo al menos una vez a la semana no solo lo nutrirá y cerrará las cutículas, también te facilitará mantener el alisado.
  • Sellado: También es importante utilizar un producto específico para sellar el alisado final y, por supuesto, no abuses de complementos como gorras y sombreros.

Cómo dormir después de un alisado japonés

como mantener alisado japones

A pesar de que el alisado japonés es una de las técnicas más duraderas y efectivas, has de tener en cuenta que dormir puede causar daños que estropeen el resultado inicial.

Por tanto, es fundamental que sigas unas pautas y extremes las precauciones a la hora de ir a dormir (al menos durante los primeros 7 días después de haber alisado tu pelo con esta técnica).

Los siguientes consejos te resultarán de gran utilidad:

  • Es importante que no ates tu pelo cuando te vayas a la cama. Nada de horquillas, diademas, gomas… para asegurar el resultado ha de estar completamente suelto. ¡Ni siquiera debes recogerlo detrás de las orejas!
  • Cuando te recuestes boca arriba, coloca toda tu melena por encima de la almohada, de forma que quede lo más estirada posible. De esta forma estarás evitando que el pelo coja cualquier doblez.
  • La funda de tu almohada es otro elemento clave que te puede ayudar en mantener el alisado. Lo ideal es que tu funda sea de raso o seda, ya que estamos ante un tejido que por sus características ayuda a mantener la hidratación del pelo y evita la fricción. Te explico brevemente: la seda es un tejido natural lo suficientemente frío como para mantener la temperatura corporal y evitar la sudoración y, en consecuencia, el riesgo de que el pelo se ondule y encrespe.
  • Si no tienes posibilidad de usar una funda de seda, otra opción es la de envolver tu pelo con un pañuelo de este mismo tejido.

¿Qué te parece? Ahora que ya sabes cómo mantenerlo seguro que te animas a llevar un pelo liso que atraiga miradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba