¿Qué es la caries dental, cómo saber si tienes caries y cómo prevenirla?

Qué es la caries dental y cómo prevenirla

La salud y la higiene dental tiene más importancia de la que habitualmente le damos, ya que no sólo afecta a nivel estético, sino que puede incluso afectar a nivel funcional. Por eso cada vez son más demandados ciertos tratamientos como la ortodoncia y los blanqueamientos, en la búsqueda de una mayor estética y mejora de la salud dental.

Pero recordemos que la enfermedad dental más común es la caries y es muy importante su prevención.

Es tan importante el tratamiento de esta enfermedad ya que no solo puede afectar a nuestra salud dental y la posible pérdida de piezas sino que hay estudios que relacionan la salud dental con enfermedades como las cardiopatías.

¿Qué es la caries dental?

La caries es una enfermedad bucodental (crónica y no transmisible) caracterizada por la presencia de bacterias, modulada por la dieta, que metabolizan los azúcares y los convierten en ácidos (como el acetato y lactato) que debilitan la pieza dental.

Todo ello provoca un reblandecimiento del tejido y formación de una cavidad y ello podría conllevar, si no se trata a tiempo, la afectación de la pulpa dentaria o incluso la pérdida de la pieza.

¿Cuál es la causa de la aparición de las caries dentales?

La caries se considera una enfermedad de causas múltiples en la que pueden influir diferentes factores biológicos, sociales, económicos, culturales y ambientales. Es una enfermedad muy prevalente ya que, según la encuesta realizada por el Consejo General de Dentistas en 2015 entre el 92-94% de la población adulta, mayor de 35 años, padece caries.

Es una de las principales causas a de pérdida de piezas dentales, y el problema es que muchas personas padecen esta enfermedad de forma asintomática (especialmente en las primeras fases de la misma) y por ello no le dan la importancia debida.

¿Cómo saber si tienes caries?

Cómo saber si tienes cariesLa caries puede ser vista a simple vista o puede necesitar de una radiografía para su diagnóstico y puede aparecer como una mancha blanca o teñida en distintos grados de coloración (desde marrón a negro).

Las caries interproximales (entre diente y diente) suelen ser poco visibles y a veces son las de peor pronóstico debido a su poca visibilidad y accesibilidad.

Por tanto, lo ideal es acudir al dentista y hacerlo de manera periódica, para asegurarte de que no hay caries, ya que aunque no las veas pueden estar el lugares no visibles.

Principales síntomas

Lo más habitual es que se detecte una caries al acudir al dentista por aparecer dolor, coloración blanca o marrón en la superficie dentaria, o incluso una fractura dental.

También puede aparecer un mal sabor provocado por el aumento de bacterias y halitosis (mal aliento).

En casos más graves puede complicarse y producir un flemón (infección bacteriana que produce una inflamación local con presencia de dolor). Esta complicación puede conllevar la necesidad de tratamiento antibiótico y/o quirúrgico (como extracción de la pieza).

Tratamiento de la caries

Cómo tratar la caries dentalEn primer lugar el dentista debe diagnosticar y confirmar la presencia de caries dental y que puede tratarse como tal. Es decir, que no ha afectado a la pulpa dentaria u otros tejidos que puede necesitar a un tratamiento más agresivo como una endodoncia (tratamiento de conductos dentales por eliminación del nervio o pulpa y su posterior sellado) o una exodoncia (extracción) de la pieza afectada.

Una vez diagnosticado es necesario eliminar todo el tejido afectado por la caries dental y restaurar de la pieza. Hay casos en que las caries se cronifican en el tiempo y no necesiten tratamiento. En algunos de estos casos se recomienda (sobretodo en niños) tratamientos con flúor tópico.

La restauración de la pieza consta (tras la eliminación de todo el tejido cariado) del secado de la pieza y la aplicación de un ácido y un adhesivo que permite preparar la superficie afectada y aumentar la adherencia del material posterior para la restauración.

Para la restauración se puede utilizar varios materiales siendo el composite el más común hoy en día, un material sintético, estético y de fácil manipulación y que permite realizar una reconstrucción lo más parecida al propio diente.

Principales factores de riesgo

Los factores de riesgo principales para la formación de caries serían:

  • Presencia de Bacterias Cariogénicas: Cada persona tiene un número de bacterias en la boca y la presencia de unas u otras pueden aumentar la probabilidad de sufrir caries. Algunas de las cariogénicas son: Streptococcus mutans y Lactobacillus acidophilus que pueden tener su presencia aumentada por falta de higiene o genética.
  • Carbohidratos fermentables: presentes en la dieta como los azúcares simples y/o PH de la saliva ácido.
  • Huésped y Dentición susceptible: Por enfermedades como la bulimia o el reflujo gastroesofágico y síntomas derivados de las mismas como la xerostomía (sequedad o poca salivación) . O la propia anatomía dental cómo tener surcos más pronunciados o superficies con tendencia a la retención de alimentos.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos como los Ansiolíticos, antihistamínicos… pueden producir una bajada de la producción de saliva o disminución del PH salival. Se debe consultar con el médico si se toma alguno de estos medicamentos para evaluar la necesidad de un mayor cuidado dental mientras se están tomando.

¿Cómo prevenir la caries?

No es hasta la década de los años 30 y 40 del siglo XX que no se relaciona la presencia de flúor en el agua con una menor prevalencia de caries dental y ya en los años 50 la OMS empieza a recomendar la utilización de fluoruros en la prevención de esta enfermedad dental.

El flúor aumenta la resistencia del esmalte e inhibe el proceso de caries por disminución de la producción de ácido de los microorganismos fermentadores, reduce la tasa de disolución ácida, reduce la desmineralización, incrementa de la remineralización y estabiliza el pH.

En España, como en la mayoría de los países en la actualidad, se fluoriza el agua potable y se añade flúor a los dentífricos y otros productos dentales.

¿Cómo debe ser la higiene bucal para evitar la caries?

Cómo evitar la caries dental

Lo más importante es cepillarse los dientes después de cada comida durante al menos dos minutos, usando una pasta con flúor e hilo dental. Sin embargo, el cepillado no siempre es suficiente, y por ello es importante el uso del hilo dental para la eliminación de los restos entre dientes.

En el caso de tener grandes espacios entre diente y diente o prótesis (como puentes o implantes dentales), es conveniente utilizar los cepillos interdentales o el irrigador bucal, ya que el uso del hilo dental es más complicado en estos casos, y ayuda en gran medida a facilitar la eliminación de los restos de comida que puedan quedar alojados entre las coronas.

En caso de no tener una buena técnica de cepillado podemos pedir a nuestro profesional odontológico consejo sobre técnicas de cepillado y uso del hilo dental. También puede ayudar el uso de cepillos eléctricos, ya que se necesita menos destreza para utilizarlos.

¿Cúal es la técnica correcta de cepillado?

Es importante tener en cuenta que el cepillado siempre se dirigirá desde la encía hacia la corona dental y en movimientos suaves y en un único sentido (vertical). El incorrecto cepillado puede ocasionar (además de una mala higiene bucal) la erosión de las encías provocando una retracción de las mismas con un efecto poco estético y exposición de la dentina y raíces dentales.

Hábitos saludables para prevenir la caries

En cuanto a hábitos personales, hay que hay 3 claves para evitar la aparición de caries:

  • Alimentación
  • Higiene bucodental
  • Revisiones periódicas por parte de un profesional odontológico.

En la alimentación lo más importante es reducir los azúcares simples y los compuestos ácidos (presentes en muchas bebidas carbonatadas) que pueden erosionar el esmalte dental. Es recomendable aumentar la ingesta de líquidos y fibra y evitar los alimentos retentivos (aquellos que tienen facilidad para la adhesión al diente como dulces). También ayuda aumentar los anticariogénicos como los lácteos.

¿Cómo prevenir la caries en los niños?

Cómo prevenir la caries en niños

En el caso de los niños, lo más importante es transmitirles la importancia de una correcta técnica de cepillado así como una buena higiene bucodental.

Cada vez más se recomienda el sellado de fisuras, que se trata de una barrera a base de composite sobre un surco dental para evitar el depósito de restos alimentarios y la aparición posterior de caries. Se suele realizar sobretodo en niños, que suelen tener los surcos más pronunciados que el adulto, para prevenir la aparición de caries.

Respecto a las medidas dietéticas se recomienda consumir alimentos que aumenten el flujo salival como las frutas y productos con fibra alimentaria.

Y en bebés es importante destacar los beneficios de la leche materna, que tiene un efecto preventivo sobre la aparición de caries, pues inhibe el crecimiento bacteriano y contiene una microbiota (no patógena) que compite con las bacterias cariogénicas.

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba